Vivir en un paraíso: Bermudas ofrece visados para trabajar o estudiar en la isla durante un año (y escapar del coronavirus)

No es lo mismo estar confinados en un pequeño piso que en un lugar famoso por sus playas de arena rosa, sus cuevas y su clima templado

2 Minutos de lectura

05 de Agosto 2020 / 14:10 CEST

A tropical island with yachts and houses in Bermuda

Para vivir un año en Bermudas hay que pagar un visado que cuesta algo más de 200 euros

© GettyImages

Tras la situación excepcional de confinamiento vivido estos meses pasados a causa del coronavirus, ahora, dentro de la nueva normalidad, son muchos los que se plantean qué harían si esta situación se repite. Una buena opción sería trasladarse a un paraíso remoto: esta es la oferta de Bermudas.

El territorio británico de ultramar ha lanzado una jugosa oferta: la posibilidad de vivir allí durante un período de doce meses. Y para ello se ha presentado como un refugio para estar a salvo del Covid-19 en un momento en el que los rebrotes se multiplican y el teletrabajo se ha convertido en la rutina laboral de muchas personas.

Consciente de cómo está cambiando el mundo, el objetivo del Gobierno de Bermudas no es otro que convertir a sus visitantes en habitantes. ¿Cómo? Ofreciendo certificados de residencia que duran un año, incluyen entradas y salidas ilimitadas y, además, es renovable. Hasta el momento, esta posibilidad estaba activa para las personas que se habían jubilado. Ahora incluye a trabajadores y estudiantes.

Bermudas es famosa por sus cuevas y sus playas de arena rosada©GettyImages

Los requisitos

De esta manera, aquellos universitarios cuyos centros académicos planean para el próximo curso ofrecer solo clases en remoto… podrán continuar con su formación en playas de arenas rosadas. Lo mismo ocurrirá con aquellos empleados que desempeñen sus funciones desde sus casas. Unos y otros deberán cumplir las siguientes condiciones:

  • Tener un seguro de salud.
  • Trabajar en su propia empresa.
  • Estar empleados en una compañía extranjera legítima.

El programa, que arrancó el 1 de agosto, tiene un precio de 222 euros y a cambio garantiza la estancia en un país como Bermudas, que consiguió frenar el avance del coronavirus mediante rigurosas pruebas, pulseras de control de cuarentena, uso de mascarillas y reglas sobre distanciamiento social. Una oportunidad para vivir en un paraíso y, de paso, impulsar una economía que, en gran medida, depende del turismo.