La Isla de Rùm, un paraíso de la naturaleza en Escocia que busca inquilinos

Las autoridades de la isla, que solo tiene cerca de 30 habitantes, quieren atraer residentes al lugar, que se están quedando desierto

1 Minuto de lectura

02 de Agosto 2020 / 18:40 CEST

Guirdil bothy on the Isle of Rum (Scotland)

La Isla de Rùm, un paraíso de la naturaleza

© GettyImages

La pandemia del coronavirus ha hecho que muchos se hayan decantado este verano por viajar a lugares remotos y poco concurridos alejados de las masas turísticas o para vivir e incluso la demanda para adquirir islas ha aumentado en este tiempo. La Isla de Rùm, en Escocia, puede ser una opción para vivir en tranquilidad porque están buscando nuevos inquilinos que se aventuren a establecerse en este magnífico paraíso de la naturaleza y evitar así que la isla se quede desierta.

Rúm es una de las islas pequeña de las Hébridas Interiores en los Highlands, y que es un popular destino para aquellos que disfrutan de la naturaleza, el campo, el mar, las montañas y hasta de la historia, ya que cuenta con su propio castillo: Kinloch. Una mansión victoriana que fue construida por un magnate textil de Lancashire y que se puede visitar.

Kinloch Castle on the Isle of Rum (Rhum) off the west coast of Scotland. (Photo by PA Images via Getty Images)
El castillo Kinloch©GettyImages

Sin embargo, la isla no cuenta con muchos habitantes ya que está prácticamente desierta con menos de 30 residentes. “Buscamos personas o familias dinámicas dispuestas a encajar en el estilo de vida de la isla y que ayuden en la mejora de esta joven comunidad”, explican en la web de la comunidad de la isla.

Los nuevos inquilinos vivirían en unas nuevas casas que están en construcción son modernas, con vistas panorámicas de las montañas y de precio asequible. Además, la aldea tiene una escuela de primaria e infantil y todos los hogares cuenta con fibra de banda ancha.

La comunidad también ha lanzado diversos puestos de trabajo que se pueden realizar en la isla como cuidado de niños, agricultura, mantenimiento de viviendas o en el sector del turismo. Incluso pone énfasis en aquellas personas que ya tengan su propio negocio y que puedan llevar a la isla para hacer crecer la economía local.