El coronavirus podría disparar los viajes rurales, un turismo donde se habla en femenino

Estos alojamientos, donde la mayoría de las propietarias son mujeres, cumplen todos los requisitos de los turistas

2 Minutos de lectura

25 de Mayo 2020 / 15:54 CEST

People who enjoy garden party

Los viajeros prefieren alquilar casas completas para evitar riesgos

© GettyImages

Todavía tendremos que esperar un tiempo para poder viajar de una provincia a otra. En los planes de la desescalada, estos desplazamientos sólo estarán permitidos cuando las dos regiones (origen y destino) hayan superado la Fase 3 y hayan entrado en la nueva normalidad. Será entonces cuando se reactiven las escapadas dentro de nuestras fronteras y ahí el turismo rural será uno de los grandes beneficiados.

El coronavirus ha supuesto un enorme varapalo para el turismo de nuestro país, una de las grandes fuentes de ingresos de España. La actual pandemia ha desbaratado tanto los planes de los viajeros patrios como los de aquellos que llegan desde el extranjero. Muchas vacaciones han sido canceladas y la cautela reina a la hora de hacer planes. Sin embargo, parece que el sector comienza a recuperar el pulso y todo apunta a que el turismo rural podría ser una de las opciones más demandadas para el descanso estival.

No en vano, este tipo de alojamientos suelen estar ubicados en plena naturaleza y muchos de ellos están en zonas que han sufrido los estragos del coronavirus en menos medida porque están alejadas de las masificaciones. Si a esto añadimos la posibilidad de alquilar una casa para nosotros solos minimizando cualquier riesgo, las casas rurales se convierten en un destino perfecto.

El turismo rural podría dispararse tras el coronavirus
Ahora las reservas se hacen con tres meses de antelación©Pixabay

Más de la mitad son propietarias

Para encontrar datos concretos sobre esta parte del sector, lo más aconsejable pasa por acudir a una fuente de datos como el Barómetro de Turismo Rural en España que Clubrural publica cada seis meses. Ahí descubrimos que en lo que a viajes rurales se refiere, la voz cantante es femenina. Haciendo gala de su espíritu emprendedor, el 56,5% de las propietarias de este tipo de hospedaje son féminas. Además, en algunos casos, en parte de los establecimientos han colaborado mujeres en situaciones de violencia y desigualdad dentro de un proceso de inserción laboral.

No es el único dato interesante. Las cifras también nos desvelan cómo han cambiado las reservas: antes el 45,33% se hacía con un mes o menos de antelación y ahora ese tiempo ha aumentado hasta los tres meses… y siempre con garantías como la cancelación gratuita. Quién sabe si a medida que superemos las distintas fases y alcancemos la normalidad puede que también se modifiquen las búsquedas de última hora que antes suponían un 20,88% en el caso de viajeros que lo hacían con menos y un 24,44% para aquellos que se decidían cuando les quedaban menos de 15 días para viajar.

El turismo rural podría dispararse tras el coronavirus
Los viajeros demandan garantías como la cancelación gratuita©Pixabay

¿Cuáles son nuestros gustos?

Al mismo tiempo, se han modificado las preferencias de los viajeros que ahora optan por alquilar casas completas frente a habitaciones en alojamientos rurales. Bien es cierto que esta opción era la que predominaba hasta que el coronavirus irrumpió en nuestras vidas: el 72,15% del total eran reservas de instalaciones íntegras. Las habitaciones y los pequeños hoteles rurales representaban un 23,24% y los alquileres mixtos suponían un 4,59%.

Hasta que todo cambió, Cataluña era el destino favorito con un 16,65% del total de reservas por delante de Castilla y León con un 13,63% de las reservas y Andalucía (13,54%). Queda por ver si la actual pandemia también ha cambiado nuestros gustos a la hora de hacer las maletas y pner rumbo a un alojamiento rural.