home/OCIO

Cenar en invernaderos separados, una nueva propuesta de restaurante que ya ha llegado a Ámsterdam

Los camareros van protegidos y utilizan tablas para servir la comida

1 Minuto de lectura

16 de Mayo 2020 / 16:56 CEST

Fotografía del restaurante holandés Mediamatic ETEN

En invernaderos y solo para dos, así son las mesas de este restaurante

© Mediamatic ETEN

Los encargados del restaurante ‘Mediamatic Eten’, en Ámsterdam, han pensado cómo poder atender a sus clientes con medidas de seguridad suficientes dadas las circunstancias actuales de la pandemia por el coronavirus.

Su idea consiste en ofrecer sus servicios en pequeños invernaderos que se encuentran instalados en su terraza. Desde estos recintos, a los que denominan “serre séparées”, invernaderos separados, en francés, los clientes tendrán también la oportunidad de contemplar a través de los cristales las vistas de los canales de la ciudad holandesa.

Cada uno de los cinco cubículos tiene capacidad para dos personas y la recomendación que se hace es que quienes acudan sean personas que vivan juntas. Los clientes aseguran que es “súper acogedor, agradable y la comida está deliciosa”.

Los camareros del local vegano van a utilizar unos protectores para la cara y se ayudarán de tablas de madera para servir la comida. De esta manera consiguen evitar el contacto directo con los clientes. Willem Velthoven, dueño del restaurante, explica que “ahora estamos aprendiendo cómo limpiar, cómo recoger los platos de la mesa… de manera elegante, para que el cliente se sienta bien atendido”.

En su página web, explican que los clientes disfrutarán de un menú de cuatro platos que tendrán como base las plantas de sus invernaderos y se les indica cómo deben hacer sus reservas de fechas y horarios. Además, se señala que deben obtener el permiso de las autoridades locales y nacionales. Si no consiguieran esta autorización o tuvieran que cancelar la reserva por condiciones climatológicas, reembolsarían el dinero. En todo caso, ya no tienen sitio hasta finales de junio.

Junto a las fotografías que han subido a su página de Facebook los usuarios han traslado cómo ven esta iniciativa. Mientras que algunos de ellos resaltan lo creativo y sorprendente del concepto, otros afirman que querían hacer una reserva y que esperan que haya alguna cancelación para poder ir.