1. home
  2. /Noticias

El caso de Lucy Letby, la enfermera acusada de asesinar a 7 bebés que estremece a Reino Unido

Se le acusa también del intento de asesinato de otros 10 neonatos

3 Minutos de lectura
Enfermera malévola

El fiscal ha mostrado al jurado este jueves las estremecedoras notas que la policía halló en la casa de Lucy Letby

© GettyImages

El juicio a Lucy Letby, de 32 años, que se celebra estos días en Mánchester está causando auténtica conmoción en Reino Unido. Conocida como ‘la enfermera malévola’ por una de las notas escritas por ella misma que la policía halló en su casa, se le acusa de haber asesinato a siete bebés ingresados en la unidad de neonatología del hospital Countess of Chester de Liverpool y de haberlo intentado con otros diez más.

Las muertes inexplicables de todos esos niños, así como el empeoramiento repentino y casi fatal de quienes lograron sobrevivir, comenzó a preocupar al equipo médico del centro hospitalario, que pronto se dieron cuenta de que Letby siempre estaba presente cuando ocurría y de una serie de terribles coincidencias.

Padres de Lucy Letby
John y Susan Letby, padres de Lucy Letby, a su llegada al tribunal que juzga a su hija ©CordonPress

En cuanto comenzaron a sospechar de ella tras las extrañas muertes que tuvieron lugar entre junio de 2015 y junio de 2016, los responsables del hospital la cambiaron, en primer lugar, de turno (la enfermera malévola cubría las noches, momento en el que morían los pequeños). El un turno diurno suele haber más personal, por lo que sería más difícil que pudiera quedarse a solas para ejecutar su macabro plan, pero pronto hubo más muertes de neonatos de día.

Las sospechas eran cada vez mayores, por lo que la trasladaron a un puesto administrativo en el que no podía estar en contacto con los bebés, al tiempo que se informó a la policía y esta abrió una investigación. Los datos que los agentes encargados del caso comenzaron a recabar y que están saliendo a la luz ahora, en el juicio, ponen los pelos de punta. Uno de los más sobrecogedores, que hizo fotos a algunos de los pequeños una vez hubieron fallecido.

En primer lugar, descubrieron que algunos de los bebés habían sido envenenados con insulina, mientras que otros fallecieron a causa de una desproporcionada cantidad de aire en sus pequeños estómagos que Letby les habría insuflado. Pero estremece, si cabe, aún más el trato que esta enfermera llegó a tener con los padres de las víctimas, a algunos de los cuales mandó cartas de pésame, algo completamente inusual entre el personal de un hospital.

Lucy Letby In Court On Murder Charges
Letby, durante su traslado a dependencias policiales tras ser detenida en noviembre de 2020 ©GettyImages

Una de las situaciones más sobrecogedoras es lo que hizo con una madre que había querido dar un último baño a su hija, recién fallecida. Mientras esta limpiaba por última vez a su pequeña, Lucy Letby entró en la habitación con una gran sonrisa y comentando que ella estuvo presente en el primer baño de esa niña.

A otra de las madres, que se asustó enormemente al ver la ropa de su bebé ensangrentada, la tranquilizó asegurándole que era producto de una irritación provocada por la sonda nasogástrica que llevaba. “No se preocupe, soy enfermera”, le dijo. La mujer se llegó a ir a su casa tras escuchar sus palabras y, tan solo cuatro horas después, la niña fallecía.

Nurse Charged Over Baby Deaths At Countess of Chester Hospital
El personal del hospital Countess of Chester comenzó a sospechar tras el elevado número de muertes de neonatos en un corto período de tiempo ©GettyImages

Las notas halladas en su casa, reveladoras

En la sesión del juicio de este jueves el fiscal ha hablado al jurado de las notas que la policía halló en casa de la acusada. “Soy el mal, yo lo hice”, reza uno de los post-its escritos de su puño y letra. “No merezco vivir”. “Los maté a propósito porque no soy lo suficientemente bueno para cuidarlos. Soy una horrible persona malvada”, dice en otro post-it.

A pesar de en estas notas aparentemente se autoinculpa de las trágicas muertes, Lucy Letby, que fue detenida en noviembre de 2020, se ha declarado inocente. Su abogado, Ben Myers KC, argumenta que esas notas reflejan la “angustia, no la culpa” de una mujer joven acusada de matar bebés. Será el jurado quien determine si es angustia o es culpa. En caso de ser declarada culpable, se enfrentaría a cadena perpetua, lo que sería, sin duda, el mayor alivio (que no consuelo) para los familiares de las víctimas.