1. home
  2. /Noticias

¿Quedarse embarazada cuando ya se está embarazada? Sí, puede ocurrir y Cara Winhold es la prueba

Tras varios abortos involuntarios, esta mujer experimentó un fenómeno gestacional conocido como ‘superfetación’

2 Minutos de lectura
Madre de mellizos por superfetación

Cara Winhold se quedó embarazada dos veces con una semana de diferencia y los dos bebés, aunque nacieron con pesos muy diferentes, están en perfecto estado de salud

© Cara Winhold

¿Es posible quedar embarazada estando ya embarazada? Esta busqueda de Google en español arroja más de millón y medio de resultados. Todos ellos intentan explicar un fenómeno científico que es tan extraño como posible. Se trata de la “superfetación” y una pareja norteamericana acaba de ser noticia porque comprobaron por sí mismos que existe ese fenómeno: sus hijos mellizos fueron concebidos con una semana de diferencia.

Cara Winhold, de 30 años, y su marido Blake llevaban varios años intentando dar un hermano a su primer hijo, nacido en 2018. Tras varios abortos involutarios y, especialmente, después de que Cara experimentara numerosas complicaciones médicas durante el último de ellos, perdieron toda esperanza de tener otro bebé.

Como el destino es, a veces, caprichoso, la pareja descubrió en marzo de 2021 que Cara estaba esperando un hijo. En un control ginecológico a las cinco semanas, el médico observó un feto. Su sorpresa fue mayúscula cuando, en otra revisión posterior, descubrieron que había otro feto más en una bolsa distinta.

Hasta aquí no hallamos nada extraordinario en esta historia, más allá de tratarse de un embarazo de mellizos. No obstante, los médicos pudieron observar cómo uno de los bebés estaba más desarrollado que el otro, que era apenas un punto en una esquina: se trataba de un caso de ‘superfetación’, pues los fetos habían sido concebidos en una semana de diferencia, tal como ha explicado Cara a Daily Mail.

Ecografía
Tan solo se han documentado 10 casos de ‘superfetación’ en todo el mundo a lo largo del siglo XX ©GTres

Este fenómeno médico tan poco probable ocurre cuando, durante el embarazo, un óvulo es liberado y se produce la fecundación, dando lugar a la concepción de mellizos que tienen distinta edad gestacional. Esto responde a un fallo en el control hormonal pues, cuando se inicia el embarazo, el cuerpo libera hormonas que deben detener la ovulación. La diferencia de edad entre los fetos suele ser de 2 a 4 semanas y, durante el siglo XX, solo se han documentado 10 casos de “superfectación” en humanos en todo el mundo.

Más allá de la curiosidad científica que despertó su caso, el embarazo de Cara transcurrió con normalidad y los bebés, dos niños llamados Colson y Cayden, nacieron a las 35 semanas con a penas seis minutos de diferencia aunque con pesos distintos, por lo que son, técnicamente, mellizos.