1. home
  2. /Noticias

Encuentran en buen estado a un niño de 3 años tras 2 días perdido en el bosque

El menor se fue en búsqueda de insectos curiosos y recorrió él solo una distancia de casi 4 kilómetros

2 Minutos de lectura
Niño desaparecido durante dos días en el bosque

Ryker estaba jugando con su perro en el jardín de su casa, vigilado por su padre quien se ausentó 5 minutos y, al regresar, no encontró a su hijo

© Lincoln County Sheriff's Office - Montana

El pasado viernes 3 de junio fue el inicio de una pesadilla para la familia de Ryker Webb, un niño de 3 años que desapareció en Troy, un pequeño pueblo de Montana (Estados Unidos). Dos días después y tras una intensa búsqueda, esta historia ha tenido un final feliz que sorprende por la fortaleza de un niño de tan corta edad.

Ryker había sido visto por última vez jugando con el perro de la familia en el jardín de su casa. Su padre se ausentó cinco minutos del jardín y, a su vuelta, Ryker no estaba. Dos horas después, vecinos de la zona daban la alerta a la oficina del Sheriff de Lincoln County para informar de la desaparición del menor.

Ryker Webb
Rápidamente un dispositivo de búsqueda formado por equipos de rescate, perros, drones y quads peinó la zona donde podría encontrarse Ryker ©Lincoln County Sheriff's Office - Montana

A lo largo del fin de semana se desplegaron drones, equipos de rescate de más de 50 personas con perros y quads para peinar la zona en búsqueda del niño y se lanzó una alerta por desaparición a todo el país. El sábado se registraban lluvias persistentes y temperaturas de hasta 4 grados centígrados que no solo entorpecían la búsqueda, sino también el bienestar del niño.

Este tipo de sucesos no siempre terminan bien, especialmente cuando los protagonistas son niños o personas que no pueden valerse por sí mismas. Afortunadamente para Ryker, su fuerza y el azar estaban de su lado y le permitieron aguantar lo suficiente hasta que una familia lo encontró a 3,8 kilómetros del lugar donde desapareció.

Ryker se había cobijado en un viejo cobertizo de la familia en cuestión, que estaba por la zona y escuchó un hilo de voz detrás del generador del cobertizo. Más allá de que el niño estuviera hambriento, sediento, con frío y “extremadamente asustado”, las autoridades constataron un sorprendente hallazgo: Ryker seencontraba en buen estado de salud y de ánimo. Tanto es así que se le iluminó el rostró cuando supo que sus padres estaban llegando para reunirse con él.

Ryker contó después que había decidido dar un paseo solo y después se cansó y acabó perdiéndose. De hecho, el niño es fanático de los insectos y había ido dejando un rastro de piedras levantadas que las autoridades seguían, como si Ryker hubiera estado buscando algún curioso insecto escondido debajo de cada piedra, según contó el Sheriff del condado.