1. home
  2. /Noticias

Tremendo susto en el metro de Buenos Aires: una mujer cae al andén mientras pasa el tren… ¡y no sufre ni un rasguño!

Candela había tenido una fuerte bajada de tensión que le hizo perder el conocimiento

2 Minutos de lectura
Accidente

Los hechos tuvieron lugar en la Estación Independencia, situada en las afueras de Buenos Aires

© ConclusionRos

El metro de Buenos Aires ha sido testigo de un suceso que bien podría calificarse como milagroso. Las cámaras de seguridad captaron el momento en el que una mujer perdió el equilibrio y cayó desde el andén hasta las vías mientras pasaba el tren. A pesar de las dramáticas imágenes, está bien: ella misma confesaba que no había sufrido rasguño alguno.

Los hechos tuvieron lugar en la Estación Independencia, situada en las afueras de Buenos Aires. Candela, la protagonista de la historia, comenzó a tambalearse mientras se inclinaba hacia delante cuando el metro estaba circulando: sin que el metro se hubiera detenido aún, cayó entre el vagón y el hueco de las vías. Los testigos temieron lo peor después de que desapareciera.

Accidente
Candela no recuerda nada de lo sucedido: sólo que empezó a encontrarse mal y que no podía guardar el equilibrio ©ConclusionRos

No obstante, los servicios de seguridad y emergencia actuaron rápidamente para rescatar a Candela tras el accidente sufrido: la sacaron, la atendieron en el andén proporcionándole primeros auxilios y la trasladaron, en ambulancia, hasta el Hospital Dr. Alberto Balestrini. Tras los exámenes pertinentes explicó lo sucedido.

Ni recuerdos ni rasguños

El canal de televisión C5N fue el encargado de recoger sus primeras declaraciones: “Sufrí una caída repentina de la presión arterial y me desmayé. Intenté advertir a la persona que estaba a mi lado y le dije: Señor, me encuentro mal. Voy tambaleándome hasta que caigo y no recuerdo nada más: ni siquiera el momento en que choqué contra el tren”.

Lo siguiente que viene a la mente de Candela es el momento del rescate: “Después tengo recuerdos de estar tirada en el suelo con gente a mi alrededor, en la ambulancia y luego en el hospital. No sé cómo sigo viva. No tuve ni un rasguño, ni en los brazos ni las piernas. Fue un episodio increíble”.

Candela explicaba, al mismo tiempo, que había vuelto a nacer después de sobrevivir a su accidente en el metro. Después de que le dijeran que estaba fuera de peligro y fuera dada de alta, pudo ver las imágenes de la cámara de seguridad: “Todavía estoy tratando de darle sentido a todo. Fue un milagro”.

tags: