1. home
  2. /Noticias

Recuperan el equipo radiactivo robado el martes en Madrid

Estaba abandonado junto a unos cubos de basura en el barrio de Usera de la capital

2 Minutos de lectura
El Consejo de Seguridad Nuclear había alertado del robo de este maletín

El maletín con material radiactivo había sido abandonado junto a unos cubos de basura en el barrio de Usera

© EuropaPress

Tras la alerta emitida el martes por el Consejo de Seguridad Nuclear por el robo de un equipo radiactivo en la localidad madrileña de Humanes, lo han recuperado agentes de la Policía Nacional gracias a la colaboración ciudadana. Una vecina del barrio de Usera llamaba en torno a las 22.00 horas de la noche del miércoles para avisar de que había visto un maletín como el sustraído. Estaba junto a unos cubos de basura en la calle Francisco Ruiz.

De inmediato, se desplazaron efectivos de seguridad ciudadana y, para evitar incidentes, procedieron a acordonar la zona y a desalojar la vivienda más próxima al punto en el que fue encontrado el maletín. Posteriormente, agentes del TEDAX-NRBQ realizaron mediciones radiológicas de la zona, comprobando que se mantenían los niveles de seguridad, recuperando el material e iniciando el correspondiente protocolo en coordinación con el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) que procedió a su retirada. Ahora la Policía busca al ladrón de este maletín.

Robada en Humanes, Madrid
Lo robaron el martes de la furgoneta que lo transportaba ©EuropaPress

 

Fuentes radiactivas de cesio y amenio

Fue precisamente el CSN la que dio la voz de alarma el martes de que un equipo de densidad y humedad del terreno que contiene fuentes radiactivas de cesio y americio había sido robado en la localidad de Humanes y pedía a quien lo tuviera que no lo manipulara, y que lo entregara a las autoridades, ya que no lo podía vender.

El robo se produjo después de que se manipulara la cerradura del portón lateral de la furgoneta donde se transportaba. Los equipos contienen fuentes radiactivas de categoría cuatro en una escala de uno a cinco, de acuerdo con la clasificación del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), que señala que cinco es la menos peligrosa.

En concreto, según precisa el CSN, la categoría cuatro se denomina “improbable que sea peligrosa para las personas” porque, dada su baja radiactividad, no entraña riesgos radiológicos mientras se mantengan íntegros y cerrados. Las fuentes radiactivas se encuentran en su interior, protegidas y encapsuladas, pero podría haber riesgo si este material se abre o si el equipo se destruye y las fuentes quedan sin sus protecciones.

Madrid
El Consejo de Seguridad Nuclear había catalogado el robo como de nivel 1 en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares y Radiológicos (INES) ©CordonPress

El equipo es de medida de densidad y humedad en suelos de la firma Troxler, Modelo 3411B N1 de serie 18190, de dos fuentes radiactivas, una de cesio-137 de 0,3 GBq y otra de americio-241/berilio de 1,48 GBq de actividad nominal máxima.

Se trataba de un equipo en forma de caja de color amarillo, con un asa metálica en la parte superior y una pantalla de cristal con teclado numérico, así como un tubo metálico, donde se aloja una de las fuentes radiactivas. Disponen de la señalización de material radiactivo (trébol y leyenda “Radiactivo”). El suceso fue clasificado con nivel 1 en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares y Radiológicos (INES).

tags: