1. home
  2. /Noticias

Así ha cambiado el comportamiento del coronavirus: ¿cuánto tiempo permanece, ahora, en el ambiente?

Un estudio de la Universidad de Bristol (Reino Unido) desvela que pierde el noventa por ciento de su capacidad de infectar en los primeros veinte minutos

2 Minutos de lectura
Variante ómicron

Los resultados vuelven a poner el acento en la transmisión de corto alcance y en los métodos para evitarla

© GettyImages

El Centro de Investigación de Aerosoles de la Universidad de Bristol (Reino Unido), bajo la batuta de su director Jonathan Reid, ha elaborado un estudio sobre cómo sobrevive el coronavirus en el aire exhalado. La investigación, que está pendiente de ser revisada, desvela que el Covid-19 pierde el noventa por ciento de su capacidad de infectar dentro de los primeros veinte minutos y la mayor parte de ese proceso tiene lugar en los primeros cinco minutos.

Hasta ahora, lo que sabíamos sobre el comportamiento del coronavirus en el aire eran conclusiones a las que se había llegado con estudios realizados en tambores Goldberg: recipientes sellados que giran para mantener las gotas en el aire. No obstante, en este escenario no se replicaba con precisión lo que sucede cuando tosemos o respiramos.

Variante ómicron
La transmisión es más lenta cuanto más bajos son los niveles de dióxido de carbono. ©GettyImages

La Universidad de Bristol ha desarrollado un aparato que permite generar cualquier cantidad de partículas diminutas con virus y levitarlas suavemente entre dos anillos eléctricos durante tiempos que oscilan entre los cinco segundos y los veinte minutos. Una tecnología que, además, les permite controlar la temperatura, la humedad y la intensidad de los rayos UV del entorno.

La importancia de la humedad

En este nuevo escenario se ha observado que las partículas virales pierden agua y se secan rápidamente cuando abandonan las condiciones relativamente húmedas y ricas en dióxido de carbono de los pulmones. A esto hay que añadir que la transmisión es más lenta cuanto más bajos son los niveles de dióxido de carbono.

Lugares donde es más fácil el contagio
El mayor riesgo llega cuando estás cerca de alguien porque cuando te alejas, las partículas pierden efectividad ©GettyImages

Mientras la temperatura no marcó diferencias en la infectividad viral, la humedad relativa del aire circundante sí jugó un papel clave. Por debajo del 50 por ciento (el nivel habitual en una oficina o en la habitación de una vivienda), el virus perdía la mitad de su capacidad para infectar en cinco segundos. Después, el descenso era más lenta y constante dibujando una bajada adicional del 19 por ciento en los siguientes cinco minutos.

Con una humedad del 90 por ciento (valores propios de un baño tras una ducha) esta pérdida es más gradual: un 52 por ciento después de cinco minutos y un diez por ciento más después de veinte minutos. Transcurrido este período de tiempo no hubo diferencias entre los dos escenarios.

Fiesta
El distanciamiento y el uso de mascarillas siguen siendo los métodos más efectivos ©GettyImages

Mascarilla y distancia

Los resultados del estudio de la Universidad de Bristol vuelven a poner el acento en la transmisión de corto alcance: el distanciamiento físico y el uso de mascarillas siguen siendo los medios más efectivos para prevenir la infección. La ventilación sigue siendo útil, pero podría tener un impacto menor: “El mayor riesgo llega cuando estás cerca de alguien. En el momento en el que te alejas se diluye el aerosol y hay menos virus infecciosos porque, gracias al paso del tiempo, han perdido efectividad”.