1. home
  2. /Noticias

En metro con un Sorolla robado bajo el brazo: la peculiar huida del ladrón del Hotel Miguel Ángel

Junto a esa obra de arte, llevaba otros dos cuadros y una escultura, con las que fue desde la madrileña Castellana hasta Móstoles

2 Minutos de lectura
TU OTRO DIARIO
Madrid

El robo se produjo en el Hotel Miguel Ángel, situado en el madrileño Paseo de la Castellana, el pasado mes de mayo

© GettyImages

El robo en el lujoso Hotel Miguel Ángel de Madrid acaparó, el pasado mes de mayo, atención mediática por cómo se produjo: en una exposición organizada en el propio hotel y a plena luz del día. Ningún vigilante de seguridad vio a nadie llevarse nada hasta que, de repente, uno de ellos descubrió que faltaban cuatro obras de arte, entre las que había un pequeño cuadro de Sorolla. Todo valorado en 340.000 euros.

Hotel Miguel Ángel
Tras salir del hotel, el presunto ladrón se introdujo en el metro con las cuatro obras de arte en una bolsa ©GettyImages

Fue el propio equipo de seguridad el que avisó a la Policía y el que, revisando las imágenes recogidas de las cámaras, dio con el principal sospechoso: un hombre que llevaba una gran bolsa opaca. Tras ocho meses de investigaciones, los agentes creen que ese individuo se introdujo con el botín en el metro con total normalidad para, según adelanta la publicación Caso Abierto, atravesar toda la ciudad hasta la zona sur de Madrid, en concreto, hasta Móstoles. Una vez allí, se pierde la pista (o al menos no ha trascendido más información).

Todo apunta a que el sospechoso habría visitado en varias ocasiones la exposición para asegurarse del número de vigilantes y de los fallos en seguridad que pudiera tener. Como en ese momento el hotel estaba cerrado al público por obras de reforma, no se habría contratado a personal extra para custodiar la muestra, sino que sería el equipo habitual de la empresa el encargado de hacerlo, tal y como informa la citada publicación.

Metro de Madrid
El ladrón atravesó Madrid en Metro hasta llegar a Móstoles, donde se le pierde la pista ©GettyImages

La principal hipótesis es que habría actuado por encargo y que, una vez en Móstoles, habría podido recibir ayuda de terceras personas. En cualquier caso, mientras avanza la investigación nada se sabe del paradero ni del Sorolla ni del resto de obras, que eran propiedad de la Galería Lorenart, que ya había trabajado en ocasiones anteriores con el Hotel Miguel Ángel y que está especializada en obras de artistas como Sorolla, Dalí o Chillida.