1. home
  2. /Noticias

La fundadora de Theranos, Elizabeth Holmes, es declarada culpable de 4 cargos de fraude y se enfrenta a 20 años de prisión

La mujer de 37 años ideó una empresa que quería revolucionar el diagnóstico de enfermedades… pero resultó ser un fraude

3 Minutos de lectura
Creó Theranos

La condena máxima que se le aplica es de 20 años por cada cargo que se le declara culpable

© GettyImages

Elizabeth Holmes, fundadora de Theranos, la compañía que prometía revolucionar la sanidad con sus análisis de sangre a bajo coste y que acabó disuelta en 2018 tras ponerse en duda la validez de sus métodos, ha sido declarada culpable de fraude por un jurado del Tribunal de San Jose, en California (Estados Unidos).

Holmes, de 37 años, ha sido declarada culpable de tres cargos de fraude electrónico presentados contra ella, así como de uno de los dos cargos de conspiración para cometer fraude. Asimismo, ha sido absuelta de cuatro acusaciones de fraude. La condena máxima podría llegar a 20 años de prisión por cada uno de los cargos de los que fue hallada culpable, aunque Holmes tiene la posibilidad de apelar ante los tribunales federales de Estados Unidos.

Creó Theranos
Elizabeth Holmes iba a revolucionar el mundo de la medicina a nivel internacional con la detección precoz de todo tipo de enfermedades ©GettyImages

El veredicto condenatorio pone final a una saga de casi dos décadas desde que en 2003 la entonces favorita de Silicon Valley y las firmas de capital riesgo fundara Theranos, que en su cenit alcanzó una valoración de 9.000 millones de dólares (7.944 millones de euros). De este modo, en 2015 era nombrada por ‘Forbes’ como la multimillonaria más joven hecha sí misma y copaba las portadas de las revistas.

Sin embargo, la estrella de Theranos y de su fundadora comenzó a apagarse a finales de ese mismo año, cuando el diario The Wall Street Journal cuestionó en diversos artículos los supuestamente revolucionarios métodos de la biotecnológica, provocando la apertura de investigaciones por parte de los reguladores y finalmente la disolución de la compañía en 2018.

Creó Theranos
Su compañía Theranos atrajo el interés de los inversores y convirtió a su fundadora en multimillonaria a los 31 años ©GettyImages

“Ella eligió el fraude sobre el fracaso empresarial”, afirmó el fiscal Jeff Schenk durante el alegato final. “Ella eligió ser deshonesta. Esta elección no solo fue insensible, sino criminal”, añadió, según recoge la prensa estadounidense, que destaca que en su estrategia, la defensa trató de presentar a Holmes como una emprendedora que no pudo cumplir sus promesas mientras que intentaron culpar del fraude a Ramesh Balwani, expareja de la acusada y director de operaciones de Theranos.

Balwani deberá afrontar un juicio semejante al de Homes a partir del próximo mes de febrero en el que afrontará diez cargos de fraude y otros dos por conspirar para cometer fraude.

La historia de la llamada ‘heredera de Steve Jobs’

Elizabeth Holmes nació en el seno de una familia acomodada que vivía en Washington. Con tan solo nueve años dejó claro a sus progenitores que su objetivo en la vida era descubrir algo que la humanidad no sabía que se podía hacer. En 2002 hizo las maletas para mudarse a la Universidad de Stanford y estudiar Ingeniería Química.

En sus años universitarios ya pensaba en diseñar un parche que escanease a los pacientes para buscar infecciones y administrarles antibióticos si fuera necesario. A pesar de que sus profesores hicieron hincapié en las lagunas de sus planes, Elizabeth abandonó la facultad y fundó Theranos. Una compañía en la que invirtieron desde Henry Kissinger hasta Rupert Murdoch y que alcanzó un valor de 7.600 millones de euros.

Elizabeth Holmes trial: Split verdict finds Theranos founder guilty of four counts of criminal fraud, not guilty on four other counts
Con tan solo nueve años dejó claro a sus progenitores que su objetivo en la vida era descubrir algo que la humanidad no sabía que se podía hacer ©GettyImages

Sin embargo, el sistema de diagnóstico de Theranos no tardó en mostrar sus grietas: en 2015 se descubrió que habían empleado máquinas de otros fabricantes para llevar a cabo la mayoría de sus pruebas. Un año después coleccionaban demandas y renuncias de los socios. A esto tuvieron que añadir la prohibición de ofrecer un servicio de análisis de sangre durante dos años. En 2018 la empresa desapareció y Elizabeth llegó a un acuerdo por los cargos civiles que le atribuían después de recaudar de manera fraudulenta 590 millones euros a los inversores.

Tres meses después de aquello fue arrestada junto a Ramesh ‘Sunny’ Balwani, su socio comercial y ahora exnovio: les atribuían cargos penales de fraude electrónico y conspiración para cometer dicho fraude. La Fiscalía aseguraba que habían engañado a los pacientes sabiendo perfectamente lo que hacían y, además, habían exagerado la labor de la compañía para conseguir financiación. Elizabeth fue liberada bajo fianza, pero ahora se enfrenta a veinte años de prisión.