1. home
  2. /Noticias

La ardua labor de dar con Antonio Anglés 28 años después: así se ha reactivado la búsqueda

Se analizarán muestras no identificadas halladas en las costas británicas en los 90 y se ha distribuido un retrato robot con el aspecto que podría tener hoy

3 Minutos de lectura
Autor del crimen de las niñas de Alcàsser

Los delitos de Antonio Anglés por el brutal crimen de las niñas de Alcàsser prescriben en el año 2029

© Policía Nacional

Antonio Anglés pasó a ser el hombre más buscado en toda España en 1992 tras el terrible asesinato de Toñi, Miriam y Desirée, más conocidas como las niñas de Alcàsser, un caso que conmocionó a todo el país. A pesar de que la imagen del principal sospechoso se quedó grabada en todos los españoles, logró huir. Ahora, la Policía Nacional y la Europol han retomado la búsqueda con la esperanza de dar con él antes de 2029, año en el que prescribirían los delitos por el brutal crimen. Pero, ¿qué novedades aporta la investigación actual con la que se puso en marcha hace 28 años?

Crimen de Alcàsser
Desirée, Miriam y Toñi fueron asesinadas en 1992 ©Archivo

Pues bien, ahora se va a estudiar un nuevo informe presentado por la Asociación Laxshmi para la Lucha Contra el Crimen y la Prevención y que aporta una cronología detallada de los puntos en los que se sabe que estuvo Anglés en su huida. Lo primero es indagar más acerca de su paso por el buque en el que entraría como polizón y que zarpó hacia Dublín. Ahí cobra fuerza la hipótesis de que un miembro de la tripulación le ayudase a escapar y se cree que pudo hablar, por radioteléfono, con un periodista cuya identidad se está intentando averiguar.

Lo siguiente es analizar muestras halladas en los 90 en las costas británicas y que nunca se llegaron a identificar. El objetivo es comprobar si coinciden con el ADN del fugitivo. Además, la Policía ha distribuido un retrato robot con el aspecto que (de no haberse sometido a ninguna cirugía estética) podría tener hoy en día, a los 55 años de edad, y se ha pedido colaboración ciudadana para intentar recabar más pistas.

¿Por qué se reactiva ahora, 28 años después, la búsqueda?

La Policía Nacional y la Europol han reactivado la búsqueda de Antonio Anglés en el marco de un procedimiento habitual que se sigue ante personas con orden de búsqueda por diferentes delitos; lo que se ha hecho es activar las requisitorias que ya constaban en la causa, algo que se hace cada cierto tiempo, según han informado a Europa Press fuentes policiales.

Caso Alcàsser
La útlima pista que se tiene de Antonio Anglés es que viajó como polizón en un barco que zarpaba hacia Dublín en 1993 ©EuropaPress

¿Qué ocurrió en el barco en el que Antonio Anglés viajaba como polizón?

A Anglés se le perdió la pista en 1993 en la bahía de Dublín, cuando viajaba como polizón en un barco. Sobre este aspecto, el juzgado ordenó este año que se tomara declaración a la tripulación y al capitán del ‘City of Plymouth’, el barco en el que Anglés huyó a Irlanda. Se adoptó esta medida tras el informe que recibió el juzgado por parte de la Policía española a raíz de unas declaraciones de la tripulación del barco en un programa de televisión.

El capitán del barco del que logró huir Anglés ya fue interrogado por la policía irlandesa en 1993 para tratar de descubrir cómo se pudo producir la fuga, aunque sin lograr ningún esclarecimiento. En una entrevista en el programa ‘Equipo Investigación’ de La Sexta en el año 2018, el capitán detallaba que cuando el 24 de marzo de 1993 la Policía subió al buque, el fugitivo ya no estaba dentro. Primero se le metió en un “cuartucho”, después en un camarote vacío encerrado con llave y con gente “cerca vigilando”, pero escapó en una barca hinchable que debió dejar caer al mar desde siete metros de altura, indicaba el capitán en la entrevista.

Un avión francés localizó al polizón en la barca, tras un mensaje de radio, lo subieron de nuevo a bordo y lo volvieron a meter en el mismo camarote, en el que “atrancaron” ventanas y puerta con tablas. “Era imposible que él abriera la puerta desde dentro”, apuntaba el capitán en esa entrevista. Sin embargo, cuando llegó la Policía tras atracar en Dublín, se había ido. “Alguien tuvo que dejarle salir y haber recolocado la madera. No pudo escapar de ese camarote sin ayuda”, indicaba el capitán.