1. home
  2. /Noticias

La investigación sobre la muerte de Iris, la hija del millonario Ben Goldsmith: concluye que fue un trágico accidente

La joven murió en julio de 2019 cuando conducía un vehículo parecido a un quad por la finca familiar

2 Minutos de lectura
Kate Moss & Mario Sorrenti Launch The OBSESSED Calvin Klein Fragrance

Era una de las tres hijas que tuvo el matrimonio formado por Ben Goldsmith y Kate Rothschild

© GettyImages

El apellido Goldsmith vuelve a ocupar titulares en Reino Unido: la investigación sobre la muerte de Iris Goldsmith apunta a que el suceso fue un trágico accidente. La joven perdió la vida mientras conducía un vehículo parecido a un quad en una de las fincas de su familia: solo tenía quince años.

Ben Goldsmith, uno de los hombres más ricos de Gran Bretaña gracias a la fortuna que su familia hizo en la banca, y Kate Rothschild compartieron nueve años de matrimonio. Un tiempo en el que tuvieron tres hijos: una de ellas era Iris Annabel, que falleció después de sufrir un accidente en Somerset. El suceso tuvo lugar en julio de 2019 y ahora se han conocido los resultados de la investigación que ha examinado el caso.

"A Love Of Eating: Recipes From Tart London" By Lucy Carr-Ellison & Jemima Jones - Book Launch
Ben Goldsmith es uno de los hombres más ricos de Gran Bretaña gracias a la fortuna que su familia hizo en la banca ©GettyImages

El accidente de Iris

Iris perdió la vida cuando estaba conduciendo un Polaris Ranger, un vehículo con espacio para seis personas parecido a un quad con techo. La joven, que iba acompañada por una amiga, estaba circulando en espiga o zig-zag cuando giró a la derecha de forma brusca: a causa de la maniobra salió disparada mientras el ‘buggy’ volcaba.

Como consecuencia del accidente, Iris sufrió heridas que resultaron fatales. La investigación ha apuntado que la conducción de la joven provocó que el Polaris Ranger volcara, aunque los defectos contribuyeron a lo que sucedió.

Tart's Kitchen - Restaurant Launch
Iris se quedó atrapada debajo del techo de metal y falleció debido a la presión que sufrió en el cuello ©GettyImages

Una muerte accidental

No en vano, la investigación de la Policía destacaba que los neumáticos estaban desinflados y que otros fallos habrían influido en el accidente debido a la forma en que Iris conducía. Tony Williams, médico forense de Somerset, concluyó que fue una muerte accidental: “Simplemente se estaba divirtiendo con su amiga cuando ocurrió este trágico incidente”.

Cuando los hechos tuvieron lugar, ninguna de las adolescentes llevaba puesto el cinturón de seguridad. La amiga de Iris se quedó brevemente atrapada por su coleta, pero pensó que ambas estaban bien… hasta que escuchó a Iris pedir ayuda y vio que estaba debajo del techo. Intentó en vano levantar el vehículo para liberarla antes de gritar pidiendo ayuda y marcar el número de emergencia.

Nick Marsh, jardinero de los Goldsmith, escuchó sus gritos pero tampoco pudo rescatar a Iris. Llamó a otros miembros del personal para le ayudaran y, finalmente, Iris fue liberada, pero ya no respondía y tampoco tenía pulso. A pesar de la reanimación cardiopulmonar no pudieron evitar el paro cardíaco: los sanitarios también pasaron una hora tratando de salvarla sin éxito.

tags: