1. home
  2. /Noticias

Caso Madeleine: la confesión de Christian Brueckner a su exnovia sobre el día que Maddie desapareció

El principal sospechoso reconoce que estaba en las proximidades del hotel en el que la niña se alojaba la noche de su desaparición

2 Minutos de lectura
Madeleine McCann

El principal sospechoso de la desaparición de Madeleine, Christian Brueckner, reconoce que estuvo en las proximidades del hotel en el momento de los hechos

© GettyImages

La fiscalía alemana está convencida de que el convicto Christian Brueckner es el responsable de la desaparición de Madeleine McCann. Aseguran tener pruebas de su implicación, pero parece que no las suficientes porque quieren ‘hilar fino’ antes de acusarlo formalmente. Aun así, poco a poco se va desvelando parte de la información que manejan los investigadores y ahora ha sido la exnovia de Brueckner, Nakscije Miftari, quien ha revelado a la prensa británica un dato clave que lo sitúa en el lugar de los hechos.

Desapareció en 2007
Madeleine se alojaba junto a su familia en el complejo turístico Ocean’s Club de Praia da Luz, en Portugal, cuando alguien se la llevó de la habitación en la que dormía en mayo de 2007 ©GettyImages

Tal y como ella denunció en su día a la policía, Brueckner le habría confesado que estaba cerca del hotel en el que se alojaba Maddie el día de su desaparición. Reconocer este hecho vino después de una extraña situación de la que su entonces pareja fue testigo. Los dos acudieron a principios de 2014, siete años de que la pequeña británica fuera vista por última, a una fiesta con varios amigos. Allí salió el tema de la desaparición de la niña y, mientras los demás debatían sobre lo que pudo haber ocurrido, el ahora sospechoso se mantuvo en silencio todo el tiempo.

Cuando la pareja se marchó de la fiesta, Miftari preguntó a Brueckner por Madeleine, ya que ella era muy joven (en ese momento tenía 18 años) y no sabía nada del caso por ser tan solo una niña cuando tuvo lugar. La respuesta de su novio no solo lo sitúa en el lugar de los hechos, sino que demuestra que es consciente de que ese dato podría acarrearle problemas con la justicia: “Sé lo de Maddie, estaba cerca del hotel en ese momento. Yo vivía en el área en ese momento. No voy a decir nada más. No soy un tipo estúpido, soy un hombre de negocios”.

Kate y Gerry McCann
Los padres de la pequeñña Maddie, Kate y Gerry McCann, nunca han perdido la esperanza de encontrarla ©GettyImages

Así lo ha revelado Nakscije Miftari, que ahora tiene 25 años, al Daily Mail y, como se puede apreciar, la respuesta parece más la que le podría haber dado a la policía que a su pareja. Esta información se une a otro dato que la fiscalía alemana ha dado públicamente y es que el teléfono móvil del sospechoso lo sitúa en el hotel en el momento de la desaparición.

Nakscije comenzó a salir a los 17 años con Brueckner, que le doblaba la edad. Se enamoró de él casi desde el primer momento, cuando acudió al quiosco en el que él trabajaba a comprar chucherías. La trató “como a una dama”, algo que, dice, nunca antes nadie había hecho con ella. Todo transcurría con normalidad hasta que un día descubrió imágenes de pornografía infantil en el ordenador de su novio. Cuando la joven le preguntó por ese contenido, le propició una brutal agresión por la que llegó a perder la consciencia.

Nakscije acudió con su madre a denunciar los hechos y los agentes requisaron el ordenador y pudieron analizar las imágenes. La joven ahora está intentando rehacer su vida, aunque reconoce que aún le cuesta creer que quien fuera su novio “hiciera todas esas cosas”. “Escuché mucho sobre él el año pasado”, dice en referencia a la acusación pública de la fiscalía alemana sobre su implicación en el caso Madeleine, “pero siempre tuve la esperanza de que no fuera cierto, incluso hoy la tengo”.