1. home
  2. /Noticias

Ocho camellos y una llama a sus anchas por Madrid: la policía los localiza tras escapar de un circo

El propietario del espectáculo denuncia que fue un sabotaje de un grupo animalista radical

1 Minuto de lectura
Por EUROPA PRESS
La Policía Nacional identificó a los animales a las 5 de la mañana en Carabanchel

© @policia

Los vecinos del distrito madrileño de Carabanchel que hayan decidido pasear esta pasada madrugada por el barrio se habrán encontrado con un paisaje muy peculiar: ocho camellos y una llama andando sueltos como si estuvieran en el propio desierto. La Policía Nacional localizó a estos animales tras escaparse del circo Quiros, situado en la Vía Lusitana, junto al centro comercial Islazul, que está preparando sus funciones.

El dueño del Circo ha denunciado que se trató de un sabotaje por parte de un grupo de animalistas
©@policia

Fue sobre las 5 de la madrugada de este viernes cuando agentes de la Policía observaron a estos animales en la intersección de la calle de Aguacate con Vía Lusitana, no muy lejos del circo. Entonces, contactaron con los responsables del espectáculo, que se hicieron cargo de ellos hasta resolver la situación.

Sabotaje de un grupo de animalistas

Este circo, dueño de los ocho camellos y la llama que fueron localizados, ha denunciado que sufrieron un sabotaje “de un grupo de animalistas radicales”. Según han informado en un comunicado, el recinto fue manipulado de madrugada, de tal manera que los animales se escaparon del circo, “sin ocasionar ningún daño y siendo rescatados por sus cuidadores pocos minutos después”.

Los animales estuvieron sueltos durante toda la madrugada
©@policia

Creen que los autores son un grupo de animalistas radicales que les vienen “hostigando día y noche” desde hace varios años. De hecho, recuerdan que en 2017 asaltaron las instalaciones en pleno espectáculo. Tampoco es la primera vez que tratan de liberar animales, ya que ese mismo año en Ciudad Real otro grupo liberó a dos cebues y les pillaron intentando soltar a los leones.