1. home
  2. /Noticias

El aplaudido gesto del Papa con un niño con discapacidad que ha interrumpido su audiencia

El menor ha correteado al lado del pontífice y ha intentado quitarle el solideo

1 Minuto de lectura
Por EUROPA PRESS
El Vaticano

El Papa Francisco atiende a un niño con discapacidad que interrumpe su audiencia en El Vaticano

© GettyImages

Un niño de 10 años con discapacidad se ha subido este miércoles de forma espontánea al estrado del aula Pablo VI del Vaticano desde donde el Papa estaba dirigiendo la catequesis de la audiencia general y, tras hablar un momento con él, ha mostrado su intención de quedarse con su solideo -el casquete de seda que el pontífice lleva en la coronilla-.

Papa Francisco
La guardia pontificia ha indicado al niño que debía bajar del estrado, pero Francisco ha intervenido ©GettyImages

La escena del pequeño correteando al lado del Papa, y que ha llegado a ocupar durante unos momentos la silla reservada al regente de la Prefectura de la Casa Pontificia, Leonardo Sapienza, ha hecho que la guardia pontificia indicase al niño que tenía que bajar y volver a donde estaban sentados sus padres. Sin embargo, Francisco ha intervenido y ha dicho que los niños “actúan según les dicta el corazón”, lo que ha arrancado un aplauso de los fieles que estaban congregados para escuchar la catequesis.

Finalmente, le han regalado al pequeño otro solideo y ha regresado hasta el lugar donde estaba su madre. El Papa ha señalado que el niño ha actuado con “libertad” al “acercarse y moverse como si estuviera en casa” y le ha agradecido este gesto espontáneo “porque los niños no tienen un traductor automático del corazón a la vida, los niños continúan”. A continuación, ha pedido “que el Señor lo ayude en su limitación y en su crecimiento”.

El Vaticano
El niño ha intentado quitar el solideo al Papa y, finalmente, le han regalado otro a él ©EuropaPress

Francisco ha continuado este miércoles con la catequesis sobre la Carta de San Pablo y ha aprovechado para destacar “lo que Jesús decía sobre la espontaneidad y libertad de los niños”. “Cuando este niño tuvo la libertad de acercarse y de moverse como si estuviera en su casa... Valentía para acercarse al Señor, de estar abiertos al Señor, de no tener miedo al Señor. Yo agradezco a este niño por la lección que nos ha dado a todos”, ha concluido.