1. home
  2. /Noticias

Fallece Ángel Rafael Cedeño, corresponsal de Telecinco en Venezuela

Desde finales de 2020 era un rostro habitual en las pantallas españolas por sus crónicas desde el país andino

2 Minutos de lectura
Periodista de Mediaset

A Ángel Cerdeño solo le atendieron en el tercero de los hospitales que visitó y no le hicieron pruebas

© Captura de pantalla de Informativos Telecinco

Ángel Cedeño era un periodista venezolano habitual en las pantallas de las televisiones españolas, ya que colaboraba con Telecincoy, al mismo tiempo, con Nius. Este lunes perdía la vida en su país natal después de recorrer varios hospitales de Caracas: en ninguno de ellos le hicieron las pruebas necesarias para saber cuál era su afección.

Ángel nació hace 38 años en Güiria, localidad situada en la costa este de Venezuela desde la que se mudó a Caracas para estudiar en la Universidad Católica Santa Rosa. Entre sus aficiones estaba el fútbol y, sobre todo, el béisbol: un deporte que practicaba con sus hijos. Tenía tres (Ángel Ignacio, Camilo y Danna) con Viviana, la periodista con la que se casó hace veinte años.

Se caracterizaba por ser un reportero con una visión equilibrada de la política de su país, que también criticaba. Dio sus primeros pasos en Radio Caracas Televisión (RCTV) y cuando cerró puso rumbo a TeleSUR. Hace seis años terminó su etapa en este medio y desde entonces había participado en algunos documentales: desde finales de 2020 era el corresponsal de Telecinco en Venezuela.

Periodista de Mediaset
Le recetaron antibiótico sin saber qué es lo que le ocurría y el tratamiento no surtió efecto ©Captura de pantalla de Informativos Telecinco

Tres hospitales

Todo comenzó el jueves de la semana pasada: Ángel notaba que le costaba respirar correctamente y, después, sufrió un desmayo. Comenzaba la aventura de encontrar un hospital en el que le pudieran atender: la sanidad pública de Venezuela está colapsada y en los centros no hay medicamentos, sábanas o agua. El sistema privado tiene unos precios tan elevados que solo es accesible para el dos por ciento de la población.

En los dos primeros hospitales le dijeron que no le podían examinado porque ni siquiera había médicos, tal y como relata Esther Yáñez en Nius. En el tercero, el Clínico Universitario, le vieron, aunque no obtuvo un diagnóstico certero. Los sanitarios le informaron de que no sabía cuál era su dolencia, le recetaron amoxicilina (uno de los pocos medicamentos que sí tienen las farmacias venezolanas) y le recomendaron reposo.

Al no realizar prueba alguna no pudieron determinar el origen de su enfermedad: el antibiótico que le mandaron lucha contra las infecciones bacterianas, pero no contra las víricas, así que el tratamiento no surtió efecto. Este lunes Ángel Cedeño perdía la vida debido, supuestamente, a un fallo en el sistema hepático.