1. home
  2. /Noticias

Se reabre el caso de Yéremi Vargas 14 años después de su desaparición

El principal sospechoso dijo que el niño ‘estaba azul’, algo que solo sabía la familia

2 Minutos de lectura
Por EUROPA PRESS
Desaparecido

Su desaparición tuvo lugar en 2007 mientras jugaba en Vecindario, en Santa Lucía de Tirajana (Gran Canaria)

© EuropaPress

El Juzgado de Instrucción Número 2 de San Bartolomé de Tirajana (Gran Canaria) ha ordenado la reapertura del caso de la desaparición de Yéremi Vargas en un auto fechado el pasado 2 de septiembre y hecho público este miércoles.

La autoridad judicial inicia ahora la reapertura de diligencias previas para tratar de identificar a los responsables de la desaparición de Yéremi Vargas -ocurrida en Vecindario en marzo de 2007 cuando tenía siete años-, averiguar las circunstancias de como ocurrió el presunto delito y realizar todos los medios de prueba que considere necesarios.

Desaparecido
La familia y el abogado destacan estos dos años como ‘un largo camino’ ©GettyImages

Así, la familia y su letrado, Marcos García Montes, han emitido un comunicado en el que esperan que el informe de la Fiscalía sea favorable, se realicen las diligencias de forma inminente y se formule acusación si se da el caso.

“La confianza en la justicia y la Fiscalía es plena, como no puede ser de otro modo, y estamos seguros de que hemos rotulado con la reapertura del procedimiento y diligencias a practicar el futuro camino de lograr la verdad, y en el caso de que Yéremi no estuviera vivo, que la familia descanse dando a sus restos cristiana sepultura”, recoge el comunicado.

Tanto la familia como el abogado destacan que han sido dos años “de un largo camino”. Ithaisa Suárez, la madre del desaparecido, se ha mostrado este miércoles satisfecha por la reapertura del caso.

Desaparecido
La madre del pequeño quiere llegar hasta el final para recuperar lo que haya de su hijo ©GettyImages

Además, ha mostrado su deseo de que la reapertura del caso marque de una vez por todas el final del proceso. “Quisiera llegar al final sobre todo para recuperar lo que haya de mi hijo, quisiera encontrarlo, ese es mi objetivo, es el objetivo de toda nuestra familia, me gustaría que la justicia llegue hasta el final, confío en la justicia”, ha señalado.

Por ello, ha rogado “al culpable cuyo nombre” todos conocen que “entregue lo que haya de Yéremi”. “Si el niño no está vivo, que es lo más probable, le ruego que me de lo que haya, para nosotros darle sepultura, lo necesitamos”, ha agregado.

Pista clave

Entre los datos aportados por la familia para solicitar la apertura del caso destacan unas declaraciones en prisión de Antonio Ojeda, alias el Rubio, principal sospechoso de la desaparición del pequeño, a quien se coloca en el último lugar donde Yéremi fue visto con vida y quien en más de una ocasión se ha referido a él como “el niño azul”, una característica física muy personal del desaparecido que tan solo conocía la familia.

El pequeño sufría cianosis (coloración azulada de la piel debida a una oxigenación insuficiente de la sangre debido generalmente a anomalías cardíacas y también a problemas respiratorios) desde que nació, como así consta en un informe del Hospital Materno Infantil de Las Palmas de Gran Canaria. Un detalle al que nadie ha prestado atención a pesar de ser “tan importante”, ha considerado el abogado.