1. home
  2. /Noticias

Natascha Kampusch, la niña secuestrada durante 8 años cuya historia estremeció al mundo: así es hoy su vida

Lograba escapar de su captor tal día como hoy, el 23 de agosto de 2006, pero lo que le esperaba no era precisamente un camino fácil

3 Minutos de lectura
Estuvo 8 años secuestrada

© GTres

Solo hacía dos semanas que su madre le había dado permiso para ir sola al colegio cuando Natascha Kampusch fue secuestrada en Viena. Solo tenía diez años y, aunque se desplegó el mayor operativo policial que nunca antes se había organizado en Austria, no apareció. Su familia estaba convencida de que nunca más la volverían a ver, pero ocho años después se produjo el milagro: Natascha lograba escapar de su captor, Wolfgang Priklopil, el 23 de agosto de 2006, fecha en la que empezaba de nuevo su vida.

Natascha Kampusch
Natascha contó su terrible historia en televisión tan solo un mes después de haber logrado escapar y, desde entonces, surgieron dudas en torno a su persona ©GettyImages

Pero ya no era una niña, sino una joven adulta que había pasado por un cautiverio atroz. Había pasado ocho largos años encerrada en un sótano, sufriendo vejaciones inenarrables, pero tampoco le esperaba a partir de entonces un camino precisamente sencillo. Llevaba algún tiempo ‘con permiso’ para salir al jardín y aquel día aprovechó un descuido de su secuestrador para salir corriendo y llamar a la primera casa con la que se topó. La dueña llamó a la policía y, por fin, se sintió a salvo.

La historia de su ya inesperada aparición causó tal expectación que saltó a las portadas de los periódicos y a las cadenas de televisión de todo el mundo. Los medios ansiaban hablar con ella y que contara su terrible experiencia en primera persona. Finalmente, Natascha accedió. Convertirse en foco mediático le provocó un nuevo calvario: muchos habían comenzado a dudar de ella.

Aseguró que lamentaba que el secuestrador hubiera muerto (se lanzó a las vías del tren cuando ella huyó, desesperado por saber que le esperaba la cárcel) y dio algunos detalles que hicieron creer a algunos que ella había consentido su aislamiento, olvidando que era tan solo una niña cuando fue secuestrada. Padecía un severo síndrome de Estocolmo, pero incluso los jueces abrieron su caso en tres ocasiones a lo largo de varios años. Les parecía imposible que Priklopil hubiera actuado solo, pero en las tres reaperturas del caso se llegó a la misma conclusión: efectivamente no había más implicados, él era el único culpable.

Natascha Kampusch
Escribió un libro autobiográfico y su historia fue llevada al cine ©GettyImages

Que se investigase una y otra vez, con la Justicia dudando de su palabra, hacía a Kampusch revivir la historia de nuevo y cada vez le resultaba más difícil superar todo aquello. A eso se sumó que llegó a presentar su propio programa de televisión y que escribió un libro autobiográfico que acabó llevándose al cine. Estaba tanto en el foco mediático que su ansiedad por todo lo vivido fue a más y comenzó a sufrir episodios de estrés postraumático.

¿Cómo es hoy la vida de Natascha Kampusch?

Se apartó de la vida pública, pero supo reenfocar su camino. Se labró una profesión como diseñadora de moda y de joyas y, lo más importante, ha sabido canalizar todo lo sufrido para apoyar a víctimas de casos similares al suyo: donó dinero a Elisabeth, otro caso que estremeció al mundo porque fue secuestrada durante años por su propio padre, Josef Fritzl, conocido como ‘el monstruo de Amstetten’, quien la llegaría a dejar embarazada varias veces.

También se pronunció en el caso de los Turpin, rescatados en 2017 de ‘la casa de los horrores’ en la que sus padres los tenían cautivos en condiciones infrahumanas. “A los 13 hermanos se les debe permitir ver cara a cara a sus padres para que puedan decidir si les odian o les perdonan”. Eso, decía, “les ayudará a comenzar un proceso donde puedan hacer frente a la situación que han tenido que vivir y ser más estables en el futuro”.

Natascha Kampusch
A sus 33 años, Natascha disfruta montando a caballo y recibiendo clases de canto ©GettyImages

Además, ha hecho campaña para dar a conocer la situación de los refugiados sirios, así como otras acciones en favor de la ONG en defensa de los animales PETA. Mientras, a sus 33 años y 15 después de haber logrado escapar, Natascha continúa yendo a terapia todas las semanas. En ocasiones, se ha comentado que había rehecho su vida, pero explica que las relaciones con otras personas son un tanto difíciles para ella (en lo que ha jugado también un factor decisivo las dudas hacia su persona una vez libre). Su tiempo libre lo dedica a montar a caballo y a clases de canto y, a pesar de lo vivido y de los obstáculos que después se ha encontrado, cuando se le pregunta si es feliz responde: “Creo que sí”.