1. home
  2. /Noticias

El leonés Saturnino de la Fuente ya es el hombre más longevo del mundo con 112 años

Tiene 14 nietos y 23 bisnietos y toda su vida se ha dedicado a ser zapatero

2 Minutos de lectura
Por EUROPA PRESS
Saturnino de la Fuente fue homenajeado hace unos años por el Puente Castro FC, equipo en el que jugó en su infancia

Fundó el equipo de fútbol Puente Castro

© EuropaPress

El leonés Saturnino de la Fuente se ha convertido recientemente en el hombre más viejo del mundo tras cumplir el pasado mes de febrero 112 años. Así lo ha certificado el Guinnes World Records después del reciente fallecimiento, el pasado 12 de agosto, del puertorriqueño Emilio Flores, con el que se disputaba el título de hombre más longevo del mundo.

Persona mayor, un nuevo día
Debido a la pandemia, ha tenido que irse a vivir con una de sus hijas ©GettyImages

Hace unos años recibió un sentido homenaje -con saque de honor incluido pese a su edad- por parte del Puente Castro FC, equipo que él mismo fundó y en el que disfrutó del fútbol en su barrio de siempre.

La pandemia de la COVID-19 le ha hecho trasladarse de barrio para vivir en el domicilio de una de sus hijas, Angelines, para este leonés que tiene 14 nietos y 23 bisnietos y que de profesión fue zapatero.

Emilio Flores

Emilio Flores Márquez, obtuvo el récord Guinness como el hombre más longevo del mundo. Falleció hace tan sólo una semana con 113 años. Don Milo conocido así por sus seres más cercanos nació el 8 de agosto de 1908 en Carolina y toda su infancia lo compartió con diez hermanos pequeños.

El hombre más longevo del mundo tiene 112 años
En los últimos años padeció sordera y tuvo que llevar un marcapasos ©Guinness World Record

“Yo era el mayor de los hijos, así que hacía de todo. Fregaba, cuidaba los muchachos, todo lo hacía”, ha compartido Don Emilio con el registro oficial de récords mundiales según informa 20 minutos. De pequeño, estuvo trabajando junto a su padre, regando, abonando y montando la caña de azúcar en vagones (un producto muy popular en Puerto Rico) y pasó gran parte de su vida siendo agricultor.

Afortunadamente, a lo largo de su vida tuvo muy buena salud, aunque sí es cierto, que en los últimos años padeció sordera y llevó un marcapasos desde los 101 años. En lo sentimental, tuvo un matrimonio feliz con Andrea Pérez que duró 75 años, de esa unión nacieron cuatro hijos, cinco nietos y cinco bisnietos.