1. home
  2. /Noticias

¿Qué escenario se encontrará España cuando alcance la inmunidad de grupo?

Si todo va según lo previsto, a principios de septiembre 33 millones españoles tendrán la pauta completa

3 Minutos de lectura
Second Consecutive Year Without Festivities Of San Lorenzo In Huesca

Si todo va según lo previsto, a principios de septiembre 33 millones españoles tendrán la pauta completa

© GettyImages

España ocupa los primeros puestos en el ranking global de vacunación y en julio fue el líder europeo: tanto en personas con una dosis como con la pauta completa. Nuestro país roza con la punta de los dedos la ansiada cifra del 70 por ciento de población vacunada, porcentaje marcado inicialmente para alcanzar la inmunidad de grupo (que ahora los expertos sitúan entre el 80 y el 90 por ciento a causa de la variante Delta). ¿Qué ocurrirá cuando se haya alcanzado, por fin, la protección de rebaño? Este es el escenario y los retos que esperan.

La inmunidad de grupo se ha convertido en el gran objetivo porque representa el nivel de protección colectiva que una sociedad necesitaría para frenar la transmisión de una enfermedad. Cuando un número suficiente de ciudadanos es inmune se genera una barrera que protege al resto: eso sí, ese porcentaje no es estático y tampoco asegura la completa erradicación del COVID-19.

Si todo va según lo previsto, a principios de septiembre el 70 por ciento de los españoles tendrá la pauta completa: queda menos de un 10 por ciento, es decir, unos cuatro millones de personas. En el momento en el que se rebase esa meta, este será el panorama y estos serán los objetivos a alcanzar.

Vaccination Of Adolescents Continues In Navarre
Los expertos coinciden en que las medidas de seguridad serán necesarias durante varios meses después de lograr el objetivo ©GettyImages

El peligro de la desescalada

Los expertos siguen temiendo que la desescalada sea demasiado rápida cuando se llegue a ese 70 por ciento porque, tal y como se ha visto en otros momentos puntuales, la relajación puede provocar una nueva ola.

Desde su punto de vista, las medidas de protección deberían mantenerse durante varios meses ya que acelerar el regreso a la normalidad previa a la pandemia podría pausar el avance hacia el fin. Es decir: la mascarilla seguirá siendo necesaria en interiores y en exteriores cuando no se pueda preservar la distancia mínima de un metro y medio.

Las variantes

Tanto las presentes como las futuras marcarán la evolución de la pandemia del coronavirus. Vivimos en un mundo tan globalizado que, hasta que no logremos una inmunidad de grupo global, seguiremos estando expuestos a la enfermedad.

SPAIN-HEALTH-VIRUS-HOSPITAL
Al vivir en un mundo tan globalizado, la inmunidad global será fundamental para ganar la batalla al coronavirus ©GettyImages

Inmunidad global

Al hilo del punto anterior conviene tener presente que la inmunidad global será fundamental para ganar la batalla al coronavirus: ya no dependemos de nosotros mismos porque la situación de otros países afecta al resto.

Por esta razón se trabaja en mitigar el rechazo a las vacunas y, sobre todo, en el acceso a las mismas: si hay zonas en las que no existe protección alguna, la enfermedad regresará una y otra vez. No en vano, la OMS ha establecido el objetivo de proteger al 10 por ciento de la población de todos los países.

La dosis de refuerzo

Carolina Darias, Ministra de Sanidad, informó que podría ser necesaria una tercera dosis (segunda en el caso de Janssen) de la vacuna contra el COVID-19 para reforzar la inmunidad. Algunos países ya la han administrado comenzando por las personas mayores y los grupos de riesgo. A esto habría que añadir la posibilidad de tener que inocularnos cada año como ocurre con otras enfermedades.

Vaccination Of Adolescents Aged 12 To 16 Years Against Covid-19 In The Valencian Community
Podría ser necesaria una dosis de refuerzo y, además, tendríamos que vacunarnos cada año ©GettyImages

¿Desaparecerá el coronavirus?

La vacuna previene la forma más extrema del coronavirus, pero no genera inmunidad total frente a la enfermedad… por ahora. Además, la enfermedad seguirá cambiando y evolucionando porque su lógica evolutiva no es la de matar al huésped, sino la de continuar infectando para reproducirse en él. Por ello, algunas teorías dan por hecho que se convertirá en una enfermedad con la que conviviremos ya que es posible que continúe propagándose en niveles más bajos.