1. home
  2. /Noticias

Una investigación responde a esta gran incógnita: ¿es posible erradicar el coronavirus de forma definitiva?

Un grupo de científicos de Nueva Zelanda ha comparado sus posibilidades con las de otras enfermedades como la viruela y la polio

2 Minutos de lectura
Vacunación contra el coronavirus en Israel

Desde su punto de vista, la inmunidad de grupo no sería esencial para terminar con el COVID-19

© EuropaPress

Tarde o temprano todo el mundo ha tenido la misma duda: ¿es posible erradicar el coronavirus de manera definitiva o se convertirá en una enfermedad endémica con la que conviviremos? Lo cierto es que la eliminación de enfermedades está entre los objetivos finales de la salud pública y por ese camino va la última investigación que han llevado a cabo un grupo de científicos de Nueva Zelanda. Su teoría, publicada en el BMJ Global Health, es un halo de esperanza.

Su estudio centra el foco en el desafío que se ha planteado a nivel global: alcanzar la inmunidad de grupo aunque, desde su punto de vista, no sería esencial para terminar, de una vez por todas, con el COVID-19. Para ello ponen como ejemplo la viruela, que fue erradicada mediante la vacunación en anillo, una estrategia que se centra en proteger a quienes tienen más probabilidades de contagiarse.

Pandemia
Varios países y zonas consiguieron eliminar la enfermedad cuando aún no habían llegado las vacunas ©EuropaPress

Los resultados

La investigación compara la viruela, la poliomielitis (conocida comúnmente como polio) y el coronavirus. Lo hace considerando factores técnicos, sociopolíticos y económicos que, probablemente, favorezcan la erradicación y añaden a la ecuación 17 variables. Las puntuaciones medias totales fueron las siguientes: la viruela obtuvo un 2,7, el COVID-19 un 1,6 y la polio un 1,5.

Por lo tanto, los científicos neozelandeses creen que erradicar el coronavirus sería posible en términos de viabilidad técnica. No obstante, para ello deben superar algunos desafíos como la mala aceptación de la vacuna y la aparición de nuevas variantes que pueden ser más transmisibles o tener un mayor poder de evasión. A esto hay que sumar los altos costes iniciales (para la vacunación y la mejora de los sistemas de salud), la cooperación internacional o el riesgo de persistencia del virus pandémico en reservorios animales.

Barajas Receives International Tourism While France Advises Against Travel To The Peninsula
Los científicos neozelandeses creen que erradicar el coronavirus sería posible en términos de viabilidad técnica ©GettyImages

A pesar de estas barreras, señalan los límites de la evolución viral: se puede esperar que el virus alcance, finalmente, su aptitud máxima y sea posible formular nuevas vacunas.

Las conclusiones

Se trata, sin embargo, de análisis muy preliminar: erradicar el COVID-19 parece un poco más factible que la polio, aunque menos que la viruela. En este punto abren una ventana a la esperanza destacando que son varios países y zonas los que consiguieron eliminar la enfermedad cuando aún no habían llegado las vacunas: China, Hong Kong, Islandia, Nueva Zelanda… Algo que lograron aplicando nuevas medidas sociales y de salud pública además de otras que ya habían sido establecidas anteriormente: control de fronteras, distanciamiento físico, uso de mascarillas, pruebas y rastreo de contactos con el apoyo de secuenciación del genoma.