1. home
  2. /Noticias

Primeras palabras de Beatriz Zimmerman tras la retirada del Ángeles Alvariño: ‘No se olviden de Anna y Olivia’

La madre de las niñas agradece el arduo trabajo de la tripulación y del resto de personas implicadas en la investigación

2 Minutos de lectura
Por TU OTRO DIARIO/EUROPA PRESS
Niñas desaparecidas en Tenerife

El buque Ángeles Alvariño dejará de buscar a Anna y a Tomás Gimeno porque entra en un terreno ‘inabarcable’

© @bringbackhomeannaandolivia

Beatriz Zimmermann, la madre de las niñas Anna y Olivia asesinadas presuntamente por su padre Tomás Gimeno y arrojadas al mar, ha agradecido la labor de la Guardia Civil y todos los profesionales que han trabajado en la búsqueda de los cuerpos, especialmente los técnicos del buque científico Ángeles Alvariño, que en la tarde de este miércoles dejó las aguas canarias.

The 'angeles Alvariño' Resumes The Search For Anna And Tomas Gimeno
©GettyImages

En un comunicado difundido a través de las redes sociales, su familia y amigos, en nombre de Beatriz, han pedido a la sociedad que “jamás se olviden de Anna y Olivia”, remarcando que a pesar de los “duros momentos” vividos en los últimos meses, Beatriz ha podido seguir adelante gracias al ”amor” de todos.

“No ha podido ser y Anna y Tomás no han aparecido, pero Beatriz como ya ha dicho, agradece muchísimo la gran labor que han desempeñado la guardia civil, la tripulación del barco y los tantos profesionales que han ayudado en esta búsqueda. Además, entiende que se ha hecho todo lo que se ha podido y que gracias a ese gran trabajo al menos se supiera la verdad. Por eso, de corazón, de parte de Beatriz, muchísimas gracias. Igual que esperamos jamás se olviden Anna y Olivia, Beatriz jamás olvidará que no está sola”, recoge el comunicado.

Desaparecidas en Tenerife
La madre de Anna y Olivia entiende las circunstancias y sabe que se ha hecho todo lo que se ha podido por encontrar a su hija pequeña y a Gimeno ©Bringbackhomeannaandolivia

Este miércoles se daba a conocer que la autoridad judicial que lleva el caso de Anna y Olivia iba a autorizar en los próximos días el cese de la actividad del buque Ángeles Alvariño porque lo escarpado del terreno submarino en el que se centra ahora la investigación hace “imposible” el rastreo. Calificaba, además, de “completamente inabordable” la exploración en la zona.

Se daba a conocer también que el robot del buque que se encarga de rastrear ha tenido en estos días dos serios contratiempos al engancharse con las rocas del fondo marino. En una de las dos ocasiones se tardó una hora en liberar al aparato.