1. home
  2. /Noticias

Nuevas pistas sobre el plan de Tomás Gimeno: su intención habría sido huir, pero habría decidido quitarse la vida tras cruzarse con la Guardia Civil

Tal y como ha explicado Joaquín Amills, portavoz de la familia, una de las teorías apunta a que el fortuito encuentro lo cambió todo

2 Minutos de lectura
Embarcación de la Guardia Civil

Según el portavoz de la familia fue el juicio social y el miedo a enfrentarse a la sociedad lo que habría impulsado a Tomás a cambiar de parecer

© GettyImages

A bordo del Ángeles Alvariño siguen activas las labores para intentar localizar los cuerpos de Tomás Gimeno y de Anna y, mientras tanto, las autoridades encargadas del caso siguen elaborando posibles teorías sobre lo que ocurrió el 27 de abril. La última ha sido explicada por Joaquín Amills, portavoz de Beatriz Zimmerman. Una hipótesis que apunta a que el padre de las niñas habría cambiado de planes sobre la marcha y habría decidido quitarse la vida.

Ha sido en el programa televisivo Espejo Público donde el responsable de SOS Desaparecidos ha apuntado que la intención inicial de Tomás Gimeno habría sido escapar, pero algo lo truncó: su encuentro con la Guardia Civil cuando le dieron el alto para llevar a cabo una propuesta de sanción porque se estaba saltando el toque de queda. Aquella escena que no aparecía en sus planes le habría conducido a tomar una decisión radical: quitarse la vida.

Desaparecidas en Tenerife
Joaquín Amills ha desvelado que, hasta donde él sabe, la familia de Tomás Gimeno no se ha puesto en contacto con la madre ©Bringbackhomeannaandolivia

Miedo al juicio social

Joaquín Amills declaraba en Antena3 lo siguiente: “Lo tenía todo estudiado. Realiza todo de forma robótica, excepto la última parte: la de quitarse la vida. Cuando sale de nuevo al mar, después de haber asesinado a sus hijas y haberse cruzado en el puerto con la Policía, tarda dos horas, teóricamente, en suicidarse porque el teléfono estaba operativo”.

Según el portavoz de la familia de las niñas de Tenerife fue el juicio social y el miedo a enfrentarse a la sociedad lo que habría impulsado a Tomás a tomar esta decisión y no el arrepentimiento: “Era un narcisista y, como tal, no hubiese soportado la idea de que lo viesen como un cobarde. Quería que se pensase en él como un héroe”.

El buque oceanográfico que buscará a Anna y Olivia llega a Tenerife
Las labores de búsqueda siguen a bordo del Ángeles Alvariño, pero la tripulación ha confesado que las posibilidades son cada vez menores ©INSTITUTO ESPAÑOL DE OCEANOGRAFÍA

La familia de Tomás Gimeno

Más allá de la hipótesis, Joaquín Amills ha desvelado que hasta donde él sabe “la familia de Tomás Gimeno no se ha puesto en contacto con la madre. Muchos miembros se habían alejado porque era muy agresivo, había habido peleas bastante grandes e, incluso, agresiones”. Ha añadido, además, que Beatriz Zimmerman sigue sin comprender lo ocurrido: “No entiende que un padre pueda llegar a truncar la vida sus dos hijas, de uno y seis años, sólo por hacer daño a su expareja”.

Por otro lado, José Cubeiro, jefe y coordinador del equipo que maneja el Liropus 2000, el robot submarino del Ángeles Alvariño, ha explicado en la Cadena Cope que las opciones de encontrar a Anna y Tomás Gimeno son “cada vez menores” aunque seguirán intentándolo hasta el final. Beatriz Zimmerman, por su parte y siempre según lo apuntado por Joaquín Amills, aún tiene la esperanza de que den con el cuerpo de su expareja ya que “la única forma de cerrar este círculo es hallar el cadáver de este asesino”.