1. home
  2. /Noticias

Hallan otras dos bombonas de buceo en la nueva zona en la que se busca a Gimeno y a Anna

Los investigadores han encontrado pruebas de que pertenece al presunto parricida

2 Minutos de lectura

El buque Ángeles Alvariño ha localizado otras dos bombonas de oxígeno pertenecientes a Tomás Gimeno

© GettyImages/Bringbackhomeannaandolivia

El cambio en la zona de rastreo en aguas de Tenerife del buque Ángeles Alvariño está dando sus frutos. Hace unos días encontraron otras dos botellas de oxígeno, algo más pequeñas que la primera, y no ha sido hasta este jueves cuando se ha informado públicamente del hallazgo. Los investigadores habrían comprobado ya que los dos objetos pertenecen a Gimeno tras haber localizado en su casa una factura de compra de dos botellas con las mismas características, según adelanta Cruz Morcillo en ABC.

Desaparecidas en Tenerife
Anna y Olivia desaparecieron el 27 de abril y se encontró el cuerpo sin vida de la mayor el 10 de junio ©Bringbackhomeannaandolivia

Este nuevo hallazgo supone un gran avance en la investigación, pues confirma que se está buscando en el área correcta y que Gimeno no se lanzó al agua en el mismo punto en que hizo lo propio con Olivia. Cabe recordar que el anterior descubrimiento similar, el de la botella de oxígeno grande y la funda nórdica, fue clave para la posterior localización de la mayor de las niñas en aguas tinerfeñas.

Aunque resurge la esperanza de encontrar a Anna y al presunto parricida, sigue siendo muy complicado: “Era ya difícil encontrar indicios y se encontró a Olivia, algo que era inédito”, ha puntualizado el delegado del Gobierno en Canarias, Anselmo Pestana. “Será extraordinario si se encuentra algo más”. En cualquier caso, el Ángeles Alvariño seguirá buscando a Anna y Tomás hasta que el Ministerio de Ciencia e Innovación decida que deben finalizar los rastreos para que el barco pueda sumarse a las labores propias del Instituto Español de Oceanografía (IEO).

Tenerife
El nuevo hallazgo confirma que Gimeno siguió navegando tras lanzar el móvil al agua en el mismo punto que a sus hijas ©EuropaPress

El regreso a Galicia del buque se producirá cuando el robot Liropus 2000, que se encarga del rastreo submarino, llegue al final de su vida útil, que está muy próxima a causa de las elevadas presiones a las que está siendo sometido por trabajar cada día a tan grandes profundidades para encontrar alguna pista. En principio será  un minisubmarino capaz de sumergirse más de 2.000 metros, el Piscis VI.