1. home
  2. /Noticias

Un ángel de la guarda real: encuentra unos CV en la papelera, los reparte y consigue trabajo a varias personas

Kaká D‘Avila combina su vocación política con su labor como voluntario para transformar el futuro de los más vulnerables

2 Minutos de lectura
Elaborar un currículum

Cuando se dio cuenta de lo que eran aquellos papeles, Kaká D‘Avila decidió recogerlos para darles una segunda oportunidad

© GettyImages

Kaká D‘Avila compagina su vocación política con su labor como voluntario. Y también las combina: trabajar para labrarse una carrera que le permita ayudar a las personas que menos recursos tienen para, así, transformar su futuro. Algo que está intrínsecamente ligado a las diferentes iniciativas humanitarias que ha puesto en marcha para ayudar a los más vulnerables de su zona. Algo que le ha llevado a convertirse en algo parecido a un hada madrina: recogió unos CV de la basura y ha logrado varios puestos de trabajo.

Porto Alegre es la capital del estado Río Grande del Sur, ubicado en el sur de Brasil. Es allí donde Kaká ejerce como concejal y donde se encontró una bolsa llena de folios junto a un contenedor. Algo llamó su atención y cuando se acercó para adivinar qué eran aquellos papeles descubrió que se trataba de 62 currículums. No pudo evitarlo: los recogió para darles una segunda vida.

Un joyero

No sabía si funcionaría lo que tenía en la cabeza, pero aun así lo intentó. Se llevó los CV a casa, los volvió a redactar y los repartió entre las compañías que tenían un puesto vacante: “Hice lo que todos deberían hacer en esta situación. Detrás de cada hoja de papel hay una vida que merece respeto. Recogí cada papel arrugado y lo rehíce”.

Apostó, además, por hacerlo de manera muy original. Metió las historias laborales de estas 62 personas en una caja amarilla que él mismo construyó y donde se podía leer: “Joyero de currículums, los encontré en la basura, valen oro. Contrate a estas joyas”. Kaká explicaba que de esa forma podían “valorar a cada uno de ellos y así es como voy a las empresas para repartirlos”.

Catorce contratos

Su iniciativa surtió efecto: hasta ahora, catorce personas han conseguido firmar un contrato de trabajo. Un par de semanas después de que este concejal brasileño encontrase los currículums en la basura y los repartiera, ha logrado transformar el futuro de parte de sus protagonistas. Dos de ellos, por cierto, ya se han puesto en contacto con Kaká para darle las gracias por su gesto.

Y es que como el propio político explicaba en sus redes sociales, alguno de ellos “dejaron de comer para poder hacer copias de su historial laboral, recorrieron a pie las empresas buscando una oportunidad y terminaron en la basura. Merecen un respeto”.