1. home
  2. /Noticias

La botella de oxígeno y las fundas nórdicas encontradas en el mar pertenecen al padre de las niñas desaparecidas en Tenerife

Esta es la primera pista real que se localiza tras más de 40 días de búsqueda

2 Minutos de lectura
Búsqueda desesperada de las dos niñas desaparecidas junto a su padre en Tenerife

Los objetos encontrados fueron localizados por el buque oceanográfico Ángeles Alvariño, que rastrea la costa en busca de las niñas Anna y Olivia

© Captura del vídeo de Telecinco

El buque oceanográfico equipado con un sonar y un robot submarino que rastrea desde hace días la costa de Tenerife en busca de alguna pista sobre el paradero de Anna y Olivia, localizaba ayer a 1.000 metros de profundidad una botella de oxígeno y unas fundas nórdicas, unos objetos que tras su exhaustivo análisis se ha determinado que pertenecen al padre de las dos menores, Tomás Gimeno, aficionado a la pesca submarina y quien desapareció con ellas el pasado 27 de abril.

Niñas desaparecidas en Tenerife
Anna y Olivia desaparecieron junto a su padre el pasado 27 de abril ©Bring back home Anna and Olivia

Estos objetos, que han sido trasladados al Servicio de Criminalística de Guardia Civil en Madrid para comprobar si hay restos biológicos de las dos niñas, son las dos primeras pistas claras que se tiene sobre su desaparición tras más de 40 días de búsqueda. Por este motivo y con el objetivo de conseguir arrojar algo de luz a este caso , el buque oceanográfico, que finalizaba hoy sus labores de rastreo, continuará al menos hasta el próximo lunes 14 “por si se pudiera localizar algún indicio más que arroje pistas sobre el paradero de las niñas”.

Este barco, en el que se han depositado gran parte de las esperanzadas para poder esclarecer dar con el paraderos de las menores y su padre, trabaja ininterrumpidamente, tanto por el día como por la noche, y, desde que se incorporó a la búsqueda, ha realizado un rastreo en una superficie de unas diez millas cuadradas (34 Km2).

Niñas desaparecidas en Tenerife
Ante estos hallazgos, el buque oceanográfico, que terminaba este martes las labores de rastreo, continuará al menos hasta el próximo día 14 ©@bringbackhomeannaandolivia

La zona elegida para realizar el rastreo en el mar fue consensuada por la tripulación del Ángeles Alvariño y por la Guardia Civil a partir del geoposicionamiento del móvil de Tomás Gimeno la noche del 27 de abril, cuando se hizo a la mar en dos ocasiones. En ambas, zarpó solo, sin la compañía de sus hijas, y fue visto embarcando varias maletas y bolsas que había traído en su coche.

Sobre la investigación pesa el secreto de sumario y ha incluido varios registros en la finca de Tomás Gimeno, situada en Igueste de Candelaria, las últimas ocasiones contando con el apoyo de una unidad canina desplazada desde Madrid.