1. home
  2. /Noticias

Así es el buque con sonar y robot submarino que busca a las niñas desaparecidas en Tenerife

La alta tecnología del barco permite rastrear el fondo marino a 2.000 metros de profundidad

2 Minutos de lectura
El buque oceanográfico que buscará a Anna y Olivia llega a Tenerife

El buque oceanográfico ‘Ángeles Alvariño’ ya busca en aguas de Tenerife

© INSTITUTO ESPAÑOL DE OCEANOGRAFÍA

Se cumplen ya 34 días de la desaparición de las pequeñas Anna y Olivia junto a su padre, Tomás Gimeno, en Tenerife. Las autoridades buscan sin descanso algún resto de su paradero. Al operativo se ha incorporado ahora el buque oceanográfico ‘Ángeles Alvariño’, que ya ha realizado los primeros barridos del fondo marino el domingo por la tarde al sudeste de la isla.

La embarcación, operada por el Instituto Español de Oceanografía, cuenta con un sonar de barrido lateral, un aparato que usa la propagación del sonido bajo el agua para obtener imágenes digitales de la superficie del fondo marino. Las señales acústicas emitidas rebotan en el fondo creando una imagen del mismo. Sus aplicaciones más comunes incluyen la cartografía detallada de comunidades de los fondos marinos, localización de tuberías, viaductos o cables, la búsqueda de objetos o yacimientos arqueológicos sumergidos, entre otros.

Niñas desaparecidas en Tenerife
La madre ha hecho pública una nueva carta ©bringbackhomeannaandolivia

También dispone de un robot submarino, el ROV Liropus 2000, capaz de recuperar objetos en el mar hasta los 2.000 metros de profundidad. Equipado con siete cámaras, puede recorrer el fondo marino, enviar imágenes en directo e incluso recoger muestras. Este robot no tripulado ha costado un millón y medio de euros.

Su labor será rastrear la zona donde la lancha de Tomás Gimeno fue encontrada a la deriva y vacía, a una milla náutica del Puertito de Güímar. Ahí hará una radiografía del fondo marino con un sonar de rastreo lateral para tratar de identificar algún objeto extraño y, si es posible, subirlo luego a la superficie con un robot submarino.

El buque partió desde el puerto de Vigo el pasado domingo y llegó en la tarde del sábado a la isla de Tenerife después de casi siete días de travesía desde el puerto de Vigo y tras hacer una escala de dos días en la bahía de Cádiz. La incorporación del ‘Ángeles Alvariño’ a la búsqueda de las niñas fue anunciada por la directora general de la Guardia Civil, María Gámez, durante un acto celebrado en la isla, en el que confirmó que se habían entablado conversaciones con el Instituto Español de Oceanografía para poder contar con sus medios de rastreo.

Una nueva carta de la madre

Este lunes la madre de las pequeñas ha hecho público una nueva carta desgarradora en la que cuenta lo difícil y duro que es no poder levantarse cada mañana con ella. “Oli y Anna, ustedes son mis corazones que ahora están lejos, por lo que mi corazón late muy muy muy fuerte para encontrarlas”, relata.

En el mensaje también se dirige a las pequeñas. Sobre Olivia, dice que es una niña “muy fuerte y sensible a la vez”, destacando sus habilidades en karate e hípica. Además, la madre recuerda la buena relación de ambas niñas, que Olivia tenía muchas ganas de la llegada de Anna y siempre se consideró como su protectora: “Ahora lo pienso y me sorprende... su protectora... los niños tienen un sexto sentido y quizá por algo lo decías”.

La madre concluye en la carta mandándole todo el amor y el cariño a sus pequeñas: “Las quiero... con todo mi corazón y alma”.