1. home
  2. /Noticias

La misteriosa muerte del ‘donjuán nipón’ que tiene en vilo a todo Japón

Kosuke Nozaki murió de manera repentina en 2018, a los 77 años, y ahora su mujer, 50 años menor que él, ha sido acusada de haberlo envenenado

2 Minutos de lectura
Conocido como el donjuán japonés

El magnate japonés Kosuke Nozaki fue hallado sin vida tres meses después de casarse, en 2018, y ahora han detenido a su esposa, acusada de asesinato

© Captura de pantalla de NHK

El millonario japonés Kosuke Nozaki murió de manera repentina en 2018 a los 77 años. En un principio, se atribuyó el suceso a causas naturales, pero el pasado mes de abril la policía detuvo a su mujer, Saki Sudo, 50 años menor que él, acusada de haberlo envenenado. En el momento del presunto crimen, llevaban tan solo tres meses casados y el magnate ya le había entregado los papeles del divorcio porque ella se negaba a irse a vivir con él. Al parecer, se los habría hecho llegar pocos días antes de ser hallado sin vida y ella se habría negado a firmarlos.

Una historia llena de intrigas amorosas que ha mantenido en vilo a la sociedad nipona desde hace 2016, cuando protagonizó minutos de oro en diversos programas televisivos por haber sido estafado por una joven de 27 años con la que había tenido un affair. En total, le robó cerca de unos 450.000 euros. Nozaki no tuvo ningún reparo en contar públicamente lo sucedido y concedió varias entrevistas, en las que él mismo se presentaba con el sobrenombre de ‘Don Juan’.

Ese mismo año publicó un libro autobiográfico que fue todo un éxito de ventas y en el que relataba que era un empresario de orígenes humildes que había hecho fortuna en el mercado inmobiliario, movido por una única motivación: “conseguir citas con mujeres”. “Algunas personas se indignan con mi concepto de las relaciones, pero es la única razón por la que he estado trabajando y ganando dinero”, decía abiertamente.

Dos años después, conoció a Saki Sudo en el aeropuerto de Haneda, en Tokio. Quedó fascinado con la joven y rápidamente pensó en una estratagema para entablar conversación con ella; no se le ocurrió otra cosa que fingir una caída. La idea surtió efecto y comenzaron a quedar. En tan solo unos meses se casaron.

Conocido como el donjuán japonés
Nozaki se casó con Saki Sudo pocos meses después de conocerla ©Captura de pantalla de NHK

Aunque habían pasado por el altar, Saki prefería seguir sola en el apartamento que su marido había alquilado para ella en Tokio en lugar de irse a vivir con él a la ciudad de Tanabe, donde tenía su lujosa residencia. El empresario se planteó el divorcio y le hizo llegar la documentación pertinente; pocos días después, como decíamos, lo encontraron sin vida en el sofá de su casa. Fue entonces, una vez fallecido, cuando la familia de su joven esposa supo que se habían casado.

Un análisis toxicológico post-mortem reveló niveles elevados de narcóticos en sangre, por lo que se abrió una investigación que ha derivado, tres años después, con la detención de la viuda, que fue encarcelada el pasado día 19. Las pruebas que la implican estarían en su teléfono móvil, a través del cual había buscado información sobre sustancias potencialmente mortales y poco perceptibles en un asesinato. Además, gracias al smartphone, los investigadores averiguaron que la mujer había estado en contacto con un narcotraficante, que podría haber sido el encargado de proporcionarle dichas sustancias.

El móvil del crimen parece ser la herencia millonaria del magnate. Aunque en su testamento figura que donaría la mayor parte a su amada ciudad de Tanabe, por ley le corresponden la mitad de sus pertenencias a su mujer, quien ya había contactado, en el momento de su detención, con los representantes de la ciudad para proceder a la división de la herencia.