1. home
  2. /Noticias

Durante unas horas Sitges ‘volvió a la normalidad’: así ha sido el primer ensayo clínico en el ocio nocturno

‘La calle del Pecado’ se puso a prueba en esta localidad de Barcelona donde los asistentes tuvieron que llevar mascarilla pero no guardar la distancia social

2 Minutos de lectura
Por TU OTRO DIARIO/EUROPA PRESS
Sitges

De once y media de la noche hasta las tres de las mañanas 400 personas salieron de fiesta de forma legal

© EuropaPress

Más de un año después, la noche en Sitges recuerda al ambiente de la antigua normalidad. Cinco bares musicales de la localidad de Barcelona, han empezado casi a medianoche el primer ensayo clínico en el ocio nocturno de Cataluña. Reúne a unas 400 personas con mascarilla y sin distancia social en el marco de una eventual reapertura del sector durante la pandemia de COVID-19.

Desde las 23.30 hasta las 3 horas, los participantes están en un espacio perimetrado de la calle Primer de Maig -conocida como ‘La calle del Pecado’- y se les permite beber alcohol y fumar fuera de los establecimientos, así como la libre movilidad entre los bares que participan sin límite de aforo en los locales. Los asistentes debían utilizar gel hidroalcohólico y mascarilla.

Sitges
Cola para realizar un test de antígenos a los asistentes al estudio ©GettyImages

Este estudio sirvió para hacer un análisis sobre la reapertura de discotecas y bares dentro del actual contexto pandémico. “Queremos esta recuperación económica del ocio nocturno, un sector económico que lleva muchísimo tiempo cerrado, queremos que los trabajadores puedan volver a abrir y puedan volver a trabajar y por otro lado queremos que la ciudadanía, la sociedad, pueda disfrutar también de la noche y del ocio nocturno, porque es muy necesario en estos tiempos” dijo la alcaldesa de Sitges, Aurora Carbonell y añadió su deseo de que el ensayo saliese bien para recuperar el ocio nocturno en todo el país.

Tres horas antes del inicio de la prueba, los asistentes se han sometido a un test de antígenos rápido (TAR), y se someterán a otro TAR cinco días después para que los investigadores comprueben la tasa de incidencia del virus.

Cataluña también fue el lugar escogido para otro ensayo en el mes de marzo, el concierto del grupo musical ‘Love of Lesbian’ en Barcelona. En esta ocasión los datos revelaron que de los 5000 asistentes solo seis dieron positivo, de los que cuatro, se infectaron en otra localización.

Un sector que se ha visto devastado por la COVID-19, según la Federación Nacional de Empresarios de Ocio y Espectáculos, la pandemia ha ocasionado el cierre de 5000 bares y pérdidas económicas de 2850 millones de euros.