1. home
  2. /Noticias

Inmunidad de rebaño: ¿será suficiente con el 70 por ciento? ¿Y si el resto de países no la alcanzan?

Las variantes que han ido surgiendo a lo largo de los últimos meses podrían obligar a ampliar ese porcentaje

2 Minutos de lectura
COVID-19

Con la ansiada inmunidad de grupo se logra una protección indirecta contra una enfermedad infecciosa como el COVID-19

© GettyImages

El verano de 2021 podría convertirse en uno de los puntos de inflexión más importantes en la batalla contra la pandemia del coronavirus. No en vano, los expertos apuntan a que será el momento en el que termine la peor parte: algo que se lograría gracias a la inmunidad de rebaño. España va camino de alcanzarla registrando nuevos récords casi diarios y superando las 600.000 inoculaciones por jornada. ¿Será suficiente con el 70 por ciento? ¿Y si los demás no llegan a esa cifra?

Si la hoja de ruta sigue según lo previsto y las comunidades autónomas cumplen sus objetivos, a finales de agosto más del 70 por ciento de la población española podría estar protegida frente al COVID-19. O lo que es lo mismo: se alcanzaría la ansiada inmunidad de grupo que se traduce en una protección indirecta contra una enfermedad infecciosa. No obstante, el devenir de la situación pone en duda si ese porcentaje será suficiente.

Los expertos podrían elevar el nivel hasta un 80 por ciento a causa de las nuevas variantes: su aparición puede provocar que sea necesaria una cifra mayor para poder estar protegidos. La clave está en que las versiones podrían reducir de alguna manera la efectividad de las vacunas, aunque, por ahora, esto no se ha producido. Existe también la posibilidad de que aparezca una cepa con un escape inmune, algo que tampoco se ha dado.

Covid-19
Las personas que se vacunen contra el coronavirus podrían convertirse en el objetivo perfecto para las variantes ©EuropaPress

Inmunidad extensible

No es el único factor de riesgo que existe en torno a la inmunidad de rebaño. Dentro de Europa, España forma parte de los diez países que más dosis han administrado: una situación que no se da en todos los Estados miembro. En algunos de ellos existe resistencia a recibir la vacuna debido a la desinformación reinante y el miedo a los efectos secundarios. Un escenario que pone el peligro la inmunidad de grupo del Viejo Continente.

Cada país debe alcanzar el porcentaje establecido para que esa cifra sea extensible a nivel europeo y global. Resulta fundamental, por lo tanto, convencer a los que tienen dudas automatizando el proceso, acercando los puntos de vacunación e, incluso, ofreciendo incentivos para recibir las dosis correspondientes.

Covid-19
Los expertos podrían elevar el nivel hasta un 80 por ciento a causa de la aparición de las nuevas variantes ©EuropaPress

Consecuencias para el resto

Expertos como Charlie Weller, jefe de vacunas de Wellcome, explicaba a Bloomberg la importancia que supone que cada nación proteja a la mayor parte de sus ciudadanos para que los esfuerzos del resto no sean en balde: “No podemos dejar partes del mundo sin acceso a las vacunas porque volverán a nosotros. Eso pone a todo el mundo en riesgo”.

No alcanzar la inmunidad de rebaño significaría que las personas que no hayan recibido las dosis necesarias de la vacuna contra el coronavirus podrían convertirse en el objetivo perfecto para las variantes. Por lo tanto, un nivel de protección que incluya únicamente a la mitad de la población no será suficiente.