1. home
  2. /Noticias

La tragedia del exfutbolista Ashley Cain: su hija de ocho meses fallece a causa de una leucemia

El diagnóstico llegó dos meses después de nacer y desveló que la pequeña sufría un extraño y agresivo cáncer

2 Minutos de lectura
TU OTRO DIARIO
Es exfutbolista y modelo

Ashley Cain y su mujer Safiyya Vorajee se han enfrentado a una de las experiencias más duras: la pérdida de un hijo

© mrashleycain

El mundo del fútbol es una buena metáfora para hablar de los partidos que la vida obliga a jugar. Contiendas en las que, a veces, se saborea la victoria y, en otras ocasiones, la cara más amarga como le ha ocurrido al exjugador Ashley Cain y a su mujer Safiyya Vorajee. La pareja acaba de vivir una de las experiencias más duras: su hija de ocho meses ha fallecido a causa de una leucemia.

Era el propio futbolista (que pasó por las filas de varios equipos de la Segunda División de Inglaterra antes de convertirse en modelo) quien se encargaba de comunicar la noticia a través de las redes sociales: “Descansa en el paraíso, princesa. Siempre te llevaré en mi corazón hasta que pueda abrazarte de nuevo en el cielo”. Con tan sólo ocho meses, Azaylia Diamond ha perdido la vida después de no haber podido superar un agresivo cáncer que le diagnosticaron ocho semanas después de nacer.

El pasado mes de octubre, Ashley y Safiyya desvelaban que su pequeña se enfrentaba al partido más duro de su corta vida. Cuando obtuvieron el primer diagnóstico, la pareja buscó todas las maneras posibles de ayudar a la pequeña. Incluso crearon una campaña para recaudar los fondos necesarios que les permitiera llevarla hasta Singapur, donde estaban los mejores especialistas para su caso.

Un triste desenlace

De nada sirvieron las donaciones que alcanzaron los dos millones de euros. El viaje no se produjo porque cuando los médicos recibieron todas las pruebas que le habían hecho a Azaylia llegaron las malas noticias: el cáncer se había extendido tanto y era tan raro que no podían hacer nada. Un terrible diagnóstico que confirmaron en Reino Unido. Los médicos habían diseñado un tratamiento de radioterapia para la niña con el objetivo de reducir los tumores de la cabeza, pero no siguieron adelante porque detectaron otras alteraciones en los pulmones, en el estómago y en los riñones.

A pesar de la actitud positiva de Ashley y Safiyya frente a la adversidad, el viernes pasado escucharon el peor de los pronósticos. Los médicos les explicaron que había pocas posibilidades de que el bebé sobreviviera al fin de semana. A pesar de ello, su padre y su madre aprovecharon todos los momentos que pudieron pasar juntos antes de que llegase el triste desenlace.