1. home
  2. /Noticias

Conmoción en Estados Unidos por la muerte de tres niños pequeños a manos de su madre

Los hermanos tenían entre 3 años y 6 meses y fue su abuela quien descubrió el horrendo crimen

2 Minutos de lectura
Hallados sin vida en su casa

Joanna, Terry y Sierra, junto a su padre, Erik

© GoFundMe

Joanna, Terry y Sierra son tres hermanos de 3 y 2 años y de seis meses de edad, respectivamente. Los tres fueron hallados sin vida el pasado sábado en su casa de Reseda, California (Estados Unidos). Fue su abuela quien descubrió el horrendo crimen cuando acudió a primera hora de la mañana al pequeño apartamento en el que vivían junto a su madre. Tras la denuncia de la angustiada mujer, la policía localizó a una sospechosa que había robado un coche en las inmediaciones. Se trataba de Liliana Carrillo, de 30 años, la madre de los niños.

El padre de los pequeños y ex pareja de la mujer, Erik Denton, está “devastado”, tal y como ha informado un familiar, Terry Miller, a la cadena de televisión NBC. “Liliana estaba muy enferma, no parecía la misma persona, y llevaba así varios meses. En este tiempo, Denton había estado luchando por obtener la custodia de sus hijos y había acudido en varias ocasiones a los servicios sociales (el Departamento de Servicios para Niños y Familias), puesto que “Carrillo necesitaba ayuda”.

Incluso pidió una orden de visita de emergencia el 4 de marzo para poderlos ver y solicitó que se evaluara mentalmente a la madre. Lo único que consiguió es que se programara una audiencia para estudiar el caso el 14 de abril. Además de devastado, “está frustrado con el sistema porque les falló”, detalla Miller. “El sistema falló a estos niños”.

  

“No hay palabras para describir su pérdida y la ayuda que Erik necesita en este momento”, asegura un amigo de la infancia del padre en la plataforma GoFundMe, en la que ha iniciado, con su permiso, una campaña con el objetivo de recaudar dinero para afrontar los gastos funerarios con los que dar el último adiós a sus tres hijos.

En medio, los vecinos aseguran que la cuidadora principal de los tres hermanos era la abuela. Tanto ella como los primeros agentes en llegar a la escena del crimen, precisaron de atención psicológica tras el terrible hallazgo. Un caso como este también “es difícil de procesar para un oficial de policía”, confiesa el teniente Raúl Joel, al frente de la investigación. Las autoridades no han confirmado la causa de la muerte, si bien medios locales señalan que los menores presentaban heridas de arma blanca. Los investigadores se centran ahora en averiguar el móvil que condujo a la madre a cometer este horrendo asesinato.