1. home
  2. /Noticias

La OMS insiste en que las vacunas no logran reducir la transmisión en lugares de alta incidencia del virus

También ha informado que está trabajando en el cambio de nombre de las variantes del coronavirus con el fin de ‘no estigmatizar’ a los países

2 Minutos de lectura
Por EUROPA PRESS/TU OTRO DIARIO
Coronavirus

Una sanitaria inyecta a un paciente la primera dosis de la vacuna AstraZeneca

© EuropaPress

La subdirectora general de la OMS para el Acceso a Medicamentos y Productos Sanitarios, Mariângela Simão, ha insistido este martes en una rueda de prensa en que las vacunas contra el coronavirus no logran reducir la transmisión del virus en lugares de alta incidencia de contagios. “Las vacunas no son necesariamente la mejor respuesta a un problema grave, ya que tardan bastante tiempo en generar inmunidad de grupo, por lo que no logran solventar una crisis sanitaria inmediata”, ha aseverado la experta de la OMS.

Coronavirus
Las medidas “más eficaces” para frenar la propagación del virus siguen siendo las mismas que al inicio de la pandemia ©EuropaPress

Por ello, la experta ha recordado que las medidas “más eficaces” para frenar la transmisión son la utilización de mascarillas, el uso de geles hidroalcohólicos, la ventilación de lugares cerrados, el distanciamiento físico y los confinamientos.

Igualmente, la OMS es optimista con la eficacia de la vacuna del COVID-19 frente a sus variantes. Un estudio muestra que los glóbulos blancos de personas contagiadas o que ya recibieron inyecciones de ARN pueden batallar contra las mutantes del SARS-CoV-2 procedentes de Brasil, Sudáfrica y Reino Unido. Actualmente, el tema de las variantes ha generado revuelo dentro de la Organización Mundial de la Salud, llevan dos meses en búsqueda de nuevos nombres con los que poder designar a estas cepas.

Equipo de protección individual
La OMS es optimista con la eficacia de la vacuna del COVID-19 a la hora de combatir con las versiones mutantes ©GettyImages

Posible cambio de nombre de las variantes con el objetivo de no estigmatizar

La doctora responsable de enfermedades emergentes y zoonosis de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Maria Van Kerkhove, ha informado de que el organismo lleva dos meses trabajando para cambiar el nombre de las variantes de COVID-19.

El objetivo, tal y como ha explicado, es “no estigmatizar” a los países o lugares donde se detectan por primera vez, así como a las personas que viven allí. Y es que, las tres variantes más conocidas hasta el momento se llaman comúnmente la británica, sudafricana y brasileña.

Quarantine in Kyiv on March 31, 2021
La OMS ha dado a conocer que está trabajando en el desarrollo de una nomenclatura para cada variante del virus que no tenga que ver con el lugar de donde procede ©GettyImages

Llevamos meses diciendo que la ubicación no debe ser el nombre del patógeno. Estamos trabajando en el desarrollo de una nomenclatura para cada variante y, aunque pensaba que iba a ser fácil, llevamos dos meses para lograrlo, si bien esperamos anunciarlo muy pronto”, ha aseverado.

Finalmente, y respecto al pasaporte vacunal, el director ejecutivo del Programa de Emergencias de la OMS, Michael Ryan, ha insistido en que el organismo apoya la creación de un certificado de vacunación como una herramienta sanitaria, pero no para otros usos que vayan más allá del ámbito de la salud.