1. home
  2. /Noticias

Conmoción en Madrid por la muerte repentina de un bebé en una guardería

El padre del pequeño y la propietaria del centro de educación infantil han tenido que ser atendidos también por sendos ataques de ansiedad

1 Minuto de lectura
Por TU OTRO DIARIO/EUROPA PRESS
Guardería en Vallecas

Un trabajador del Samur con el padre del menor fallecido junto a varios agentes de Policía Nacional y Municipal y seis unidades del Samur en las inmediaciones de la escuela infantil ‘El Puentecito’

© EuropaPress

Un bebé de unos pocos meses de edad ha fallecido en la mañana de este martes en una guardería en el barrio de San Diego, en el madrileño distrito de Puente de Vallecas, según han confirmado a Europa Press fuentes policiales. Las circunstancias que han ocasionado el deceso aún se están investigando, pero todo apunta a un posible caso de muerte súbita, puesto que el pequeño, de repente, dejó de respirar y se quedó sin pulso.

Los responsables centro de recreo y cuidado infantil ‘El Puentecito’, situado en la calle Bustos número 6, llamaron de inmediato a los servicios de emergencias. Hasta el lugar han llegado seis ambulancias del Samur-Protección Civil, cuyos sanitarios realizaron maniobras de reanimación cardiopulmonar durante varios minutos sin éxito, por lo que solo pudieron confirmar el fallecimiento. También acudieron varias dotaciones de la Policía Nacional y Municipal de Madrid.

Ambulancia
Los sanitarios del Samur-Protección Civil practicaron sin éxito maniobras reanimación cardiopulmonar al bebé©GTres

Por su parte, los psicólogos del Samur han atendido tanto al padre del bebé fallecido como a la responsable del centro infantil por un posible ataque de ansiedad tras lo ocurrido, tal y como han indicado a Europa Press fuentes vecinales. En el lugar se han concentrado muy nerviosos gran cantidad de progenitores para recoger a sus hijos.

Otra bebé falleció hace unos meses en una guardería de Valencia

Una niña de poco más de un año falleció el pasado mes de noviembre, al igual que el menor del distrito madrileño de Vallecas, en el centro de educación infantil al que asistía, situado en la localidad valenciana de Rocafort. En aquella ocasión sus cuidadores sí les resultó más fácil determinar a simple vista qué ocasionó el deceso, pues la niña se había atragantado con una judía. Lograron extraerle el objeto que le provocaba la obstrucción y que, por tanto, le impedía respirar. Aun así, estuvo tanto tiempo con problemas de oxigenación que la pequeña acabó falleciendo horas después en la UCI pediátrica.