1. home
  2. /Noticias

La extraña reinfección de una enfermera de Gijón tras pasar el COVID y haber recibido las dos dosis de la vacuna

Pide a las autoridades sanitarias que investiguen su caso para que no le ocurra a más personas

2 Minutos de lectura
Prueba COVID

La auxiliar de enfermería descubrió que tenía de nuevo COVID durante una prueba rutinaria en la residencia en la que trabaja

© GettyImages

Alicia Costales, de 47 años, es auxiliar de enfermería en una residencia de Gijón. Está de baja por COVID, algo habitual, por desgracia, en los tiempos que corren. Lo que no es tan habitual es que se haya contagiado por segunda vez (la primera vez se infectó en noviembre) y que entre una infección y otra haya recibido las dos dosis de la vacuna. El suyo es un caso tan excepcional que ella misma ha solicitado a la Consejería de Salud de Asturias que lo estudie: “Lo único que quiero es que se investigue mi caso, porque no es normal”, declara en el periódico El Comercio.

Coronavirus
Alicia lleva un año prácticamente encerrada para proteger tanto a su familia como a los usuarios de su residencia ©GettyImages

Llevaba días con un gran cansancio, pero no le dio mayor importancia, dado el trabajo que está realizando. “Además, mi cuerpo no se ha recuperado al cien por cien”, explica. Por eso cuando, el pasado día 30, volvió a dar positivo en un control rutinario en su centro de mayores, no salía de su asombro. La única explicación que los médicos que la tratan le dan es que puede tratarse de una nueva variante, probablemente de la británica, pero por el momento no le han confirmado nada al respecto.

Tras dar positivo en la PCR, le hicieron un análisis serológico, que reveló que tenía una carga viral de 1.000. Aquí es donde sí ha notado una importante diferencia respecto a la primera infección, que ascendía a 500.000. Aunque en esta ocasión el cansancio también pesa mucho, los síntomas son menores que en noviembre, cuando estuvo una semana casi sin poderse mover y llegó a perder cuatro kilos en unos pocos días.

Vacuna coronavirus
Alicia Costales había recibido la segunda dosis de la vacuna en febrero, tres meses después de haberse contagiado por primera vez ©GettyImages

Aun así, está siendo un muy difícil para ella, después de un año prácticamente encerrada, sin apenas salir “por responsabilidad con los residentes” y con su familia, tal y como detalla al diario asturiano. Ahora “todo vuelve a empezar”, lamenta. “Quiero saber qué ha ocurrido, quiero que se investigue mi caso para evitar que se repita”.

Aunque no ha trascendido la vacuna con la que Alicia fue inoculada, es probable que, teniendo en cuenta que es personal sanitario de una residencia, recibiera la de Pfizer, que es efectiva contra la variante británica, según diversos estudios, entre ellos, uno liderado por IrisCaixa publicado a principios de marzo.

El estudio apuntaba también a que aquellas personas que se habían infectado con la variante original del virus tienen más capacidad de bloquear la variante británica seis meses después de la infección respecto al inicio. Por tanto, en caso de que la variante con la que se ha reinfectado la auxiliar asturiana sea la británica, habrá que analizar qué es lo que ha podido ocurrir para que su organismo no haya bloqueado con mayor efectividad al coronavirus.