1. home
  2. /Noticias

El atasco en el Canal de Suez visto desde el espacio

Este atasco sin precedentes ha provocado el desvío de más de 200 navíos y la parálisis de bienes por valor de 9.500 millones de euros diarios

3 Minutos de lectura
Por TU OTRO DIARIO/EUROPA PRESS
El atasco en el Canal de Suez se hace patente desde el espacio

Imagen de satélite del Canal de Suez

© EuropaPress

El enorme buque portacontenedores Ever Given, encajado en el Canal de Suez de Egipto, es visible en las nuevas imágenes capturadas por la misión Copernicus Sentinel-1 de la ESA. El buque portacontenedores gigante encalló en el canal el 23 de marzo en su viaje de China a los Países Bajos. La imagen de la izquierda, capturada el 21 de marzo, muestra el tráfico marítimo de rutina en el canal con embarcaciones visibles cada 2 a 3 kilómetros. La imagen de la derecha, capturada el 25 de marzo, muestra el barco de 400 metros bloqueando el canal, y muchos más barcos esperando el paso desde el Mar Rojo.

El canal conecta Port Said en el Mar Mediterráneo con el Océano Índico a través de la ciudad egipcia de Suez en el Mar Rojo. El bloqueo ha retrasado a cientos de petroleros y embarcaciones en llegar a su destino, y más tráfico marítimo todavía se dirige a la vía fluvial crucial. Se pueden ver barcos acumulándose en el Golfo de Suez.

El atasco en el Canal de Suez se hace patente desde el espacio
La imagen de la izquierda, capturada el 21 de marzo, y la de la derecha, capturada el 25 de marzo ©EuropaPress

Los remolcadores están trabajando duro para desalojar el barco de 200.000 toneladas, sin embargo, las autoridades egipcias dicen que no está claro cuándo se reabrirá la ruta. Los dos satélites Copernicus Sentinel-1 idénticos llevan instrumentos de radar para proporcionar un suministro de imágenes de la superficie de la Tierra para todo clima, día y noche, lo que lo hace ideal para monitorear el tráfico de barcos, explica la ESA en un comunicado.

La superficie del mar refleja la señal del radar lejos del satélite y hace que el agua parezca oscura en la imagen. Esto contrasta con los objetos metálicos, en este caso los barcos en la bahía, que aparecen como puntos brillantes en las aguas oscuras.

Los especialistas responsables de las operaciones para la extracción del carguero ‘Ever Given’ han comenzado este sábado una operación para remolcar el inmenso barco, de 400 metros de eslora, una longitud de cuatro campos de fútbol. La operación ha empezado tras la excavación realizada en torno a la proa atascada del barco, según ha informado el director de la Autoridad del Canal de Suez, el almirante Usama Rabie.

La operación involucra a nueve enormes remolcadoras cuyo éxito “depende de muchos factores, entre ellos la dirección del viento”, según ha explicado en un comunicado emitido a última hora del viernes. El almirante dará una rueda de prensa este sábado, a media tarde, para informar de la evolución de la situación.

Suez crisis to trigger losses for Egypt, world trade
Ha provocado un atasco sin precedentes ©GettyImages

Por otro lado, la firma holandesa Boskalis, propietaria del equipo de respuesta de emergencia contratada para ayudar en las operaciones de rescate, ha indicado que los esfuerzos podrían tardar unos días siempre y cuando hagan acto de presencia remolcadores todavía más pesados. “Los remolcadores pesados, con una capacidad combinada de 400 toneladas, llegarán este fin de semana. Esperamos que una combinación de remolcadores, el dragado de arena en la proa y la marea alta nos permita soltar el barco a principios de la próxima semana”, ha explicado Peter Berdowski, director ejecutivo de Boskalis, al programa de televisión holandés Nieuwsuur el viernes por la noche.

Además, en las próximas horas llegará una grúa terrestre el fin de semana para aliviar la carga del barco mediante la descarga de sus contenedores. ”Si no logramos soltarlo la semana que viene, tendremos que sacar unos 600 contenedores de la proa para reducir el peso”, ha añadido. El barco quedó encallado el martes a consecuencia de una tormenta de arena y desde entonces ha causado un atasco sin precedentes en una de las rutas comerciales más transitadas del mundo, que ha provocado el desvío de más de 200 navíos y la parálisis de bienes por valor de 9.500 millones de euros diarios.