1. home
  2. /Noticias

Viajar en Semana Santa fuera de España: dónde se puede ir y cómo en medio de las restricciones por el COVID

Las medidas adoptadas solo contemplan el confinamiento perimetral de las comunidades

3 Minutos de lectura
Aeropuerto, Palma de Mallorca, España

En función del destino elegido habrá que viajar con una prueba negativa o realizar una cuarentena cuyos plazos varían en función del país

© GettyImages

El 1 y el 2 de abril España celebrará su segunda atípica Semana Santa: hace un año estábamos confinamos y en esta ocasión se han tomado las medidas necesarias para limitar los movimientos con el objetivo de evitar (o, al menos, retrasar) una cuarta ola. El coronavirus ha cerrado las fronteras autonómicas, pero no las internacionales: los españoles podrán viajar fuera del país.

Igual que sucedió en el puente de San José (19 de marzo), el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud de España ha establecido una serie de restricciones para evitar los desplazamientos entre el 26 de marzo (el viernes previo al Domingo de Ramos) y el 9 de abril, que es festivo en algunas regiones del país. Además del toque de queda o de las limitaciones en los encuentros sociales, se ha activado el confinamiento perimetral: no se podrá viajar entre comunidades autónomas.

Viajar con condiciones

Sin embargo, el documento no menciona qué ocurre con los movimientos internacionales. Para conocer su regulación hay que acudir al Real Decreto que regula el actual Estado de Alarma. El Artículo 9 es el que nos saca de dudas: “La medida prevista en el Artículo 6 (que restringe la entrada y salida de personas de cada comunidad autónoma) no afecta al régimen de fronteras”. Sí, se puede viajar al extranjero… pero con condiciones.

La Comisión Europea aprobará el documento
Hay algunos países lugares que han optado por prohibir la entrada de personas procedentes de España ©GettyImages

La primera de ellas es que está prohibido cambiar de comunidad autónoma para coger un vuelo: únicamente podrán hacerlo aquellos ciudadanos que tengan un aeropuerto internacional dentro de su provincia o comunidad. La segunda son las medidas impuestas por el país elegido como destino: algunos de ellos mantienen cerradas sus fronteras, los hay que prohíben la llegada de españoles, otros exigen una cuarentena y son muchos los que piden una prueba (PCR o antígenos) que debe realizarse, como máximo 72 horas antes de viajar y cuyo resultado debe ser negativo.

Cuarentena

Teniendo en cuenta estos tres escenarios, vamos a repasar qué países exigen un período de cuarentena que variará en función de la nación: Alemania (test y cuarentena excepto para la gente que procede de Canarias), Antigua y Barbuda, Austria, Benín, Bielorrusia, Bosnia-Herzegovina, Burundi, Chad, Chile, Colombia, Corea del Sur, Cuba, Ecuador, Eslovaquia, Etiopía, Georgia, Granada, Grecia, Guinea Ecuatorial, Haití, Irlanda, Islandia Jordania, Letonia (diez días de aislamiento domiciliario), Mauritania, Nauru, Nepal, Níger, Nigeria, Noruega, Omán, Países Bajos (se recomienda una cuarentena de diez días), Reino Unido (catorce días para los viajeros procedentes de España, menos para los de Canarias), República Centroafricana, República Checa (PCR o cuarentena de catorce días para viajeros procedentes de España, a excepción de Canarias), San Cristóbal y Nieves, Sudáfrica, Tailandia, Timor del Este, Túnez y Uzbekistán.

Así quieren reactivar la movilidad
Las personas que aterrizan dentro de nuestras fronteras, tanto residentes como turistas, no tienen que hacer ninguna cuarentena ©GettyImages

PCR y otras pruebas

Este es el grupo de países que solicitan una prueba u otras medidas alternativas: Bahamas, Bangladesh, Barbados, Bélgica (cuarentena o PCR excepto si proceden de la Comunidad Valenciana, Cantabria, las provincias de A Coruña, Lugo, Pontevedra y las islas de El Hierro, Fuerteventura, Gran Canaria, La Gomera y Lanzarote) Burkina Faso, Cabo Verde, Camerún, Comoras, Costa de Marfil, Costa Rica, Croacia, Dominica, Egipto, El Salvador, Eslovenia (cuarentena o PCR para los viajeros procedentes de España, excepto si llegan desde Canarias), Estonia, Gambia, Ghana, Guatemala, Guinea Bissau, Honduras, Italia, Kenia, Líbano, Liberia, Malí, Maldivas, Malta, Malaui, Mozambique, Namibia, Pakistán, Panamá, Paraguay, República Democrática del Congo, República del Congo, República Dominicana, Ruanda, San Vicente y las Granadinas, San Marino, Santa Lucía, Santo Tomé y Príncipe, Serbia, Sierra Leona, Somalia, Suazilandia, Sudán, Tanzania, Togo, Turquía, Ucrania, Uganda, Yibuti, Zambia y Zimbabue.

Fronteras cerradas

Y, por último, nos encontramos aquellos que han suspendido las comunicaciones aéreas, las marítimas o prohíben la entrada de personas procedentes de España: Angola, Arabia Saudí, Argelia, Argentina, Armenia, Australia, Azerbaiyán, Bahréin, Belice, Bolivia, Botsuana, Brunéi, Bután, Camboya, Canadá, China, Chipre, Dinamarca, Emiratos Árabes Unidos (se permite la entrada de residentes tras su autorización y Dubái admite turistas con PCR y otras medidas sanitarias), Eritrea, Estados Unidos, Filipinas, Finlandia, Fiyi, Gabón, Guinea Conakry, Guyana, Hungría, India, Indonesia, Irán, Irak, Islas Cook, Islas Marshall, Islas Salomón, Israel, Jamaica, Japón, Kazajstán, Kirguistán, Kiribati, Kuwait, Laos, Libia, Madagascar, Malasia, Marruecos, Mauricio, Micronesia, Moldavia, Myanmar, Nicaragua, Nueva Zelanda, Palaos, Papúa Nueva Guinea, Perú, Qatar, Rusia, Samoa, Senegal, Seychelles, Singapur, Sri Lanka, Sudán del Sur, Surinam, Tayikistán, Territorios Palestinos (las medidas adoptadas por Israel afectan a la entrada y a la salida), Tonga, Trinidad y Tobago, Turkmenistán, Tuvalu, Uruguay, Vanuatu, Venezuela y Vietnam.