1. home
  2. /Noticias

La petición y la emotiva carta de la mujer y los hijos de Josep Baselga tras su fallecimiento

El prestigioso oncólogo murió por la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob, una rara enfermedad neurológica

2 Minutos de lectura
cáncer

Josep Baselga falleció el pasado domingo a los 61 años víctima de la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob

© EuropaPress

El oncólogo Josep Baselga, fallecido el pasado 21 de marzo a los 61 años, se pasó la mayor parte de su vida investigando el cáncer, buscando una cura y haciendo más llevadera y, menos dolorosa la enfermedad de aquellos que la sufrían. Fue un visionario y un pionero que contribuyó de manera decisiva al desarrollo de los tratamientos moleculares que salvaron miles de vidas en todo el mundo. Apasionado por la biología, Baselga dedicó gran parte de su carrera a comprender cómo funcionan las células cancerosas y a buscar sus puntos vulnerables para atacarlas con fármacos, sin embargo, nada se pudo hacer para salvar su propia vida.

Víctima de la enfermedad de Creutzfeldt-Jako, un trastorno neurodegenerativo tan raro como mortal que progresa muy rápidamente y que afecta a un individuo por cada millón de habitantes, Baselga se marchaba dejando una familia completamente destrozada y un profundo vacio en el mundo de la medicina, muy difícil de llenar.

cáncer
Baselga fue uno de los líderes mundiales en la investigación del cáncer ©EuropaPress

Líder mundial en la investigación del cáncer, pero también marido y padre de cuatro hijos, su familia ha abierto a través de la plataforma GoFundMe una recaudación de fondos para investigar la enfermedad que ha acabado con el oncólogo, pidiendo a su vez que no se envíen flores de condolencia, sino que se hagan donaciones para intentar conocer un poco más esta enfermedad, que a día de hoy es 100% mortal. Junto a esta petición, su mujer, la economista Silvia Garriga, y sus hijos Marc, Clara, Alex y Pepe han escrito una bonita carta que reproducimos a continuación:

“Nuestro padre y marido, el Dr. Baselga, era un luchador y un creyente en la ciencia. Por eso, cuando le diagnosticaron la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob (CJD), una enfermedad neurodegenerativa letal que progresa rápidamente, se nos cayó el mundo encima. De todas las enfermedades, a él le había tocado una que para la ciencia era un misterio, y su lucha, inútil.

Los pacientes de CJD viven un promedio de entre 3 semanas y 6 meses desde el inicio de los síntomas. Todo lo que se sabe sobre la enfermedad es que comienza cuando una proteína, por alguna razón desconocida, se pliega mal en el cerebro y se vuelve contagiosa. Aproximadamente una de cada millón de personas al año son diagnosticadas con CJD. De los diagnosticados, el 10-15% adquiere la enfermedad genéticamente, una pequeña minoría contrae la enfermedad por contacto iatrogénico, lo que significa que se sometieron a una cirugía del sistema nervioso con herramientas infectadas, y una minoría aún más pequeña la contrae por comer carne contaminada. Mi padre sufría de un cuarto tipo de CJD, el más común, llamado CJD esporádico.

Cuando nuestro padre/marido falleció esta mañana, sentimos muchas cosas, profundo dolor y tristeza entre ellas, pero también sentimos una gran necesidad de crear conciencia sobre CJD y el impacto que tiene en sus víctimas y sus familias. En lugar de flores, nos gustaría hacer donaciones para la investigación neurodegenerativa en el Hospital Clínic, con la esperanza de que algún día, ninguna familia más experimente este inmenso dolor.”

-Silvia, Marc, Clara, Alex, y Pepe

De momento, la familia lleva recaudados 100.538 euros, de los 100.000 que se pusieron como primer objetivo.

tags: