1. home
  2. /Noticias

Novedades en el crimen de Susqueda: hallan una libreta del principal testigo que podría dar un giro al caso

Pertenece a Bartomeu Soler Casadellà, fallecido en 2019, y contiene 30 matrículas apuntadas de personas que iban al pantano, donde asesinaron a Marc y Paula

2 Minutos de lectura
hallan una pista clave para averiguar quién acabo con la vida de los jóvenes

La ultima imagen que se tomó de los jóvenes por la cámara de seguridad de un cajero automático

© Mossos

En agosto de 2017, Marc Hernández y Paula Mas, una joven pareja decidió ir a pasar el fin de semana al pantano de Susqueda (Girona). Semanas después, ambos aparecieron muertos. Su asesinato conmocionó a Cataluña, y cuatro años más tarde la investigación sobre el crimen sigue abierta y ahora arroja novedades.

Según recoge el diario ‘El Punt Avui’, las autoridades han encontrado una libreta que pertenecía al testigo clave del caso, Bartomeu Soler Casadellà, que vivía en una cabaña a las orillas del pantano, y que contiene matrículas y modelos de coches de las personas que iban al lugar. Además, también se incluían los nombres de los conductores y anotaciones del tipo de ‘No fiarse’.

Entre la lista de 30 matrículas que hay, están las del coche en el que viajaban Marc y Paula, un Land Rover Defender que apareció hundido en el pantano. Sin embargo, en esta libreta ninguna de las matrículas coincide con la del vehículo de Jordi Magentí, principal sospecho de asesinato y que contaba con antecedentes.

Novedades en el doble crimen de Susqueda: hallan una pista clave del principal testigo del caso, que murió en 2019
Jordi Magentí es el principal sospechoso del crimen ©EuropaPress

Los datos de la libreta ayudarán a identificar a posibles sospechosos, pero también para descartarlos. No ha trascendido el motivo por el que Bartomeu Soler tenía este registro de vehículos que circulaban por la zona.

Se da la circunstancia de que este hombre fue uno de los primeros investigados en relación al crimen del pantano de Susqueda. No obstante, se comprobó que el día de los hechos se encontraba en otro punto de la presa. Además, su testimonio resultó clave para identificar a Magentí como el conductor del vehículo sospechoso que los investigadores creen que condujo al presunto autor de la muerte de los jóvenes.

Magentí llegó a pasar nueve meses en prisión, hasta que salió en noviembre de 2018 después de que se acordara su libertad provisional, sin fianza, con retirada del pasaporte y prohibición de salir del territorio nacional hasta que terminara el procedimiento.

En diciembre de 2019, encontraron sin vida a Casadellà en una cabaña que vivía en los márgenes del pantano. La principal hipótesis que barajaron las autoridades fue que falleció cuando se iba a quitar la vida, pues fue hallado cerca de un árbol en el que había una soga y a una nota de despedida.

Desaparición y búsqueda

Marc y Paula, 23 y 21 años, eran novios desde hacía unos años y dijeron a sus familiares y amigos que se iban al pantano a pasar unos días mientras hacían una excursión en kayak y dormían en su coche. La última imagen que se tiene de ellos es de cuando sacaron dinero en un cajero el día 24 de agosto antes de ir hasta el embalse, pero después de llegar allí dejaron de estar localizables. Se puso en marcha una búsqueda y los Mossos encontraron tres días después el kayak flotando en el pantano y el coche de Paula hundido a unos 7 metros de profundidad.

Sin embargo, sus cuerpos sin vida no aparecieron hasta un mes después, cuando fueron avistados debido a la sequía. Los Mossos consideraron que habían sido asesinados porque mostraban signos de violencia. Tras la autopsia, se supo que Paula había muerto por un disparo en la cabeza y Marc en la espalda.