1. home
  2. /Noticias

Un bebé de doce meses lucha por su vida después de recibir un disparo fortuito en Houston

El hombre al que perseguía la policía se escondió en el coche donde el pequeño esperaba a que su madre echase gasolina

2 Minutos de lectura
Un bebé ha sido herido

La Policía de Houston está investigando los hechos para esclarecer si los agentes sabían que el niño estaba en el coche

© Houston Police Department

Legend es un bebé de un año que está luchando por su vida después de haber recibido un disparo fortuito por parte de un agente de policía de Houston. Su madre paró en una estación de servicio para repostar y el pequeño permaneció en el interior del coche, el mismo que el sospechoso eligió para esconderse.

Tal y como ha explicado Daisha Smalls, su madre, la bala, alojada el lado derecho del cráneo, fue extraída de la cabeza de su hijo: a pesar de ello todavía tiene fragmentos en la cabeza. Además, desde hace diez días, el niño permanece conectado a un respirador y ha sufrido hasta diez episodios de convulsiones. ¿Cómo ha llegado Legend hasta esta terrible situación?

Los hechos

A principios de marzo, su madre paró en una gasolinera para rellenar el depósito. Fue entonces cuando escuchó sirenas y vio varios coches de la policía. Su hijo estaba en el asiento trasero cuando un hombre se subió y le dijo que le diera el vehículo. Era el sospechoso de dos robos agravados y había saltado de un coche cuando estaba siendo perseguido por la policía. Armado con una pistola, entró en el de Daisha.

Un bebé ha sido herido
Daisha, su madre, ha explicado que le han extraído la bala de la cabeza y lleva varios días con respiración artificial©Captura de pantalla de CNN

Como el hombre se negó a entregar su arma, los agentes comenzaron a disparar: el supuesto ladrón perdió la vida, pero Legend recibió un disparo. Tal y como declaró la madre del pequeño, ella estaba sentada en el coche cuando el hombre irrumpió. La policía se situó justo detrás de ellos: “Antes de que supiera lo que estaba pasando comenzó el tiroteo”.

La investigación

La policía de Houston, sin embargo, hizo una narración diferente de los hechos. Troy Finner, jefe del citado cuerpo, emitió un comunicado en el que aseguraba que Daisha no estaba en el vehículo cuando ocurrieron los hechos. A lo que añadió que no estaba seguro de si los oficiales presentes en la escena sabían que el bebé estaba en el interior.

El autor del tiro que alcanzó al bebé es un veterano que lleva quince años en el Departamento de Policía de Houston. Según su jefe ha sido puesto en funciones administrativas mientras continúa la investigación aunque ha confesado estar “profundamente preocupado” por Legend y Daisha. Tanto es así que fueron a verle al hospital: “Esperamos y rezamos por la recuperación completa y rápida del pequeño”.