1. home
  2. /Noticias

¿En qué casos es obligatorio llevar la mascarilla cuando circulas en coche?

El interior de un vehículo es un espacio reducido en el que no se puede mantener la distancia mínima de seguridad

2 Minutos de lectura
Hay casos en los que es obligatoria

Sólo hay dos casos en los que al entrar en el vehículo puedes quitarte la mascarilla

© GettyImages

La mascarilla ya es un elemento más de nuestra batalla diaria para protegernos del coronavirus y proteger al resto. Su uso es obligatorio en la vía pública, pero también en espacios cerrados donde no se puede mantener la distancia de seguridad y, además, no existe ventilación. Un precepto que todavía genera dudas: cuando circulamos en coche, ¿en qué casos es necesario llevarla?

El habitáculo interior de un vehículo es un espacio reducido en el que no podemos respetar esos metros de seguridad, incluso cuando se trata de un modelo de siete plazas. Y es que aunque abramos todas las ventanillas para ventilar, seguiremos estando demasiado cerca de nuestros acompañantes. Razón por la que la mascarilla es obligatoria cuando viajamos en coche, pero no siempre. Estos son los casos y sus excepciones.

Cuándo puedes viajar en coche sin mascarilla

Sólo hay dos casos en los que al entrar en el vehículo puedes quitarte la mascarilla. El primero de ellos cuando viajas solo y el segundo cuando lo haces con las personas que viven bajo tu mismo techo.

Hay casos en los que es obligatoria
Si como conductor o pasajero te desplazas sin la mascarilla podrás ser sancionado con una multa de hasta 100 euros©GettyImages

Cuándo debes viajar en coche con mascarilla

En el lado opuesto de la balanza nos encontramos las situaciones en las que deberás ponerte al volante u ocupar una de las plazas del coche sin quitarte la mascarilla. Son, sencillamente, los casos en los que vayas acompañado de personas no convivientes. A esto hay que añadir dos supuestos más: cuando utilices un transporte de pasajeros (VTC o taxi) o coche compartido, incluso si vas solo.

No obstante, como buena norma tiene sus dos excepciones. La primera de ellas atañe a los menores de seis años: cuando nos acompañen no tendrán que llevar mascarilla. La segunda incluye a las personas que por su situación de discapacidad o dependencia tengan alguna alteración de conducta que hagan inviable el uso de la mascarilla, aquellas con dificultades respiratorias o las que tengan un motivo de salud justificado. Una salvedad que les afecta tanto si son conductores como si son pasajeros.

Hay casos en los que es obligatoria
Según el RGC ningún objeto presente en el habitáculo del coche debe impedir la perfecta visión del conductor©GettyImages

Por otro lado, cabe recordar que el Ministerio de Sanidad ha puntualizado que las limitaciones de las reuniones sociales son extensibles a los desplazamientos que se hacen en coche. El límite de pasajeros dependerá del número máximo de personas que cada comunidad autónoma haya establecido para este tipo de encuentros: algunas los han restringido a seis (viable sólo para coches de siete plazas), otras a cuatro y las hay que, directamente, han prohibido este tipo de reuniones entre no convivientes.

Multas

Si como conductor o pasajero te desplazas sin la mascarilla podrás ser sancionado con una multa de hasta 100 euros por un delito contra la salud pública. Y no es la única sanción relacionada con el tema: cuando puedas prescindir de ella dentro del coche no está permitido colgarla en el retrovisor interior. Según establece el Reglamento General de Circulación ningún objeto presente en el habitáculo debe impedir la perfecta visión del conductor. Por lo tanto, si la dejas ahí te pueden poner un castigo económico de 80 euros.