1. home
  2. /Noticias

El matrimonio fundador del restaurante cubano Zara muere por coronavirus con solo 22 días de diferencia

Inés Llanos y José Martínez, que llevaban casado 63 años, se convirtieron en todo un referente de la gastronomía en Madrid

2 Minutos de lectura
coronavirus

Se conocieron en La Habana en 1957 y nueve meses después se convirtieron en marido y mujer

© pedrozuazua

Los fogones del mítico restaurante cubano Zara situado en el madrileño barrio de Chuca funcionan hoy a medio gas. Sus fundadores, el matrimonio formado por Inés Llanos, de 85 años, y José Martínez, de 89, han fallecido a causa del   coronavirus , con tan solo 22 días de diferencia y tras haber celebrado 63 años de matrimonio. Ella natural de Cuba y él de origen asturiano sus caminos se cruzaron por primera vez en La Habana en 1957 y tal fue su conexión que nueve meses después decidieron unir sus vidas para siempre. Convertidos en marido y mujer, Inés y José pudieron rumbo a España en 1959, primero asentándose en Asturias y más tarde en Madrid, donde en 1964 cumplirían su gran sueño de abrir un restaurante, que acabaría conquistando los paladares tanto de madrileños como de visitantes.

Con 160 servicios al día y un trato exquisito hacia sus clientes, muy pocos podían resistirse a su cocina, pero tampoco a sus daiquiris, preparados por el propio José, a quien le encantaba pasearse por las mesas y charlar con sus clientes, una costumbre también compartida por Inés, cuyo trato cercano y jovial era una de sus señas de identidad. “Vamos al cubanito” decían sus comensales, a quien se les acabó contagiando el cariño y la cercanía del matrimonio.

Jubilados desde 2014, el restaurante lo capitaneaba actualmente su hija, quien ha visto como en menos de un mes perdía a dos de los pilares fundamentales de su vida. Inés y José se contagiaron el pasado mes de enero y ambos fueron ingresados en la misma habitación del madrileño hospital Beata María Ana. Él falleció el 19 de enero e Inés aunque, recibió el alta, su vida se acabaría apagando, 22 días después, el 10 de febrero.

La cantante Alaska, una de las incondicionales de este popular local de Madrid, ha querido despedirse del matrimonio, y lo ha hecho con este bonito mensaje: “Una pérdida dolorosísima, amigos desde que mi madre y yo llegamos a España y descubrimos el restaurante cubano Zara. Desde entonces Inés y Pepe fueron familia. Ahora toca despedirlos, después de 63 años juntos han fallecido con solo 22 días de diferencia. Todo mi amor para su familia, que continúa dándonos alegrías desde @zaracubano, uno de mis restaurantes favoritos, escenario de tantos momentos especiales, mis primeras citas con Mario, los cumpleaños de mamá …”

Una despedida, que se une a la del periodista Pedro Zuazua, fan incondicional de este rincón gastronómico de la capital: “En Madrid hay una puerta que lleva a La Habana. Se instaló gracias a un encuentro en las imponentes escalinatas de mármol del Centro Asturiano de la capital cubana. Allí, en una noche de finales de 1957, coincidieron Inés María Braña Llanos y José Alberto Martínez Alonso. Aquel encuentro generó tres historias. Una de amor que duró 63 años. Otra gastronomía a través del restaurante cubano Zara. Y una tercera de excelencia y cercanía en la relación con una clientela variopinta. Para mí, Inés y Pepe eran como familia. Una historia de 63 años de amor y felicidad.

La historia del restaurante Zara, sus anécdotas y las recetas que preparaban quedó recogida en el libro De la Habana Vieja al viejo Madrid , que se puede adquirir en el mismo local actualmente.