1. home
  2. /Noticias

¿Por qué el pueblo alicantino de Onil está recibiendo los elogios de la prensa británica?

Famoso por tener la primera fábrica de muñecas de España, una nueva colección de juguetes ha generado la admiración de los medios ingleses

2 Minutos de lectura
Onil es conocido como el pueblo de los juguetes

Onil es un pueblo de Alicante que tiene 38 empresas relacionadas con el mundo de los juguetes y las muñecas

© GettyImages

En el norte de la provincia de Alicante nos encontramos con Onil, un pueblo que tiene algo menos de 7.500 habitantes y es conocido por ser la cuna de los juguetes en nuestro país. No obstante, esta pequeña industria ha traspasado fronteras y ha llegado hasta Reino Unido donde periódicos como The Guardian han elogiado una iniciativa que han tenido varias de sus fábricas.

En esta localidad nació la primera fábrica de muñecas de España y, en la actualidad, tiene una colección de 38 productores de juguetes. Más de un siglo después de la llegada de aquellos pioneros, Onil ha vuelto a ocupar titulares gracias a su singular combinación entre la elaboración artesanal de muñecas y la inclusión.

La iniciativa de Miniland

Ha sido el periódico The Guardian quien ha puesto el foco de atención en una de esas empresas: Miniland. Una compañía que se convirtió en noticia en 2020 cuando presentó una colección de muñecas en las que cuatro de ellas (dos niños y dos niñas de diferentes colores de piel) tenían Síndrome de Down. Una iniciativa que les llevó a levantar el premio al mejor juguete otorgado por la Asociación Española de Fabricantes de juguetes (AEFJ).

Unos juguetes destinados a todos los pequeños de la casa, no sólo a los que tienen este trastorno genético tal y como explicaban en el periódico británico: “A veces lo pasamos por alto, pero jugar con muñecos es una experiencia muy enriquecedora y formativa para los niños. Pueden ver diferentes realidades y normalizarlas”.

Más empresas

El juego puede ser una valiosa herramienta para moldear la forma de pensar de los niños y niñas. Algo que ha hecho que los fabricantes de juguetes de todo el mundo se esfuercen por captar mejor la rica diversidad del mundo que nos rodea con muñecas de género neutro, en sillas de ruedas, con prótesis… En el caso concreto de aquellas con Síndrome de Down, la oferta se ha disparado en los últimos años.