1. home
  2. /Noticias

Mascarillas que miden la temperatura, ascensores ‘anti-covid’... los inventos más ingeniosos para frenar al virus

La pandemia ha dado rienda suelta al ingenio y creatividad de algunos

3 Minutos de lectura
THAILAND-HEALTH-VIRUS

Los inventos más ingeniosos para frenar al virus

© GettyImages

El coronavirus ha cambiado nuestras vidas, y mientras todavía tengamos que convivir con este virus, han surgido durante casi el último año inventos para protegernos y hacer frente al COVID-19. Han sido muchos los que han aprovechado este momento y han dado rienda suelta a su ingenio y creatividad fabricando artilugios y productos que han acabado patentados. Aquí os traemos una selección de los más ingeniosos:

- Mascarillas sin gomas

Uno de los inconvenientes que se están encontrando a la hora de usar las mascarillas, son el dolor de orejas que dejan las gomas para ajustarla. Por este motivo, han surgido ideas más caseras como poner un adaptador o hebillas de extensión que se unen en la parte posterior de la cabeza para evitar el contacto con las orejas, sin embargo, todavía resulta incómodo para alguna gente. Por ello, una empresa española ha desarrollado unas mascarillas que no requieren gomas.

José Miguel Tirado está detrás de este invento que consiste en introducir dos adhesivos en la parte en la que irían las gomas y el puente, lo que hace que la mascarilla sea más cómoda de llevar y se puede poner y quitar fácilmente. Según su creador, sirven para todos los modelos de mascarillas y además es muy útil para aquellos que lleven gafas y se les empañen las lentes.

Los inventos más ingeniosos provocados por la pandemia
Un manillar que se desinfecta solo©tweaq.co

-Una manilla que se desinfecta sola

La limpieza de manos es un aparte fundamental para combatir el coronavirus, y en la mayoría de los lugares a los que uno va siempre hay un desinfectante para antes y después de tocar algo. Las manillas de las puertas es algo que por defecto hay que tocar. Y la empresa Tweaq ha desarrollado una manilla de puerta, que sale este año a la venta, que se autodesinfecta. Consiste en un anillo con una esponja en su interior que va recorriendo el mango mientras dispensa líquido desinfectante, que se almacena en el pomo. Según sus creadores, elimina los gérmenes en un 99,99%.

- El ascensor ‘anticovid’

Como se ha visto en los últimos meses, gracias a varios estudios e investigaciones, los ascensores pueden ser un lugar peligroso de contagio de coronavirus. Estos sitios no suelen estar ventilados e incluso hay gente, que al estar solos, se quita la mascarilla, lo que supone un alto riesgo. El inventor español, José Roig, ha desarrollado un ascensor ‘anticovid’, con el que elimina del aire y de las superficies del ascensor todo rastro del virus mediante el uso de rayos ultravioletas una vez que el habitáculo está detenido y sin ocupantes.

THAILAND-HEALTH-VIRUS
Pedales en los ascensores©GettyImages

También se han ideas parecidas para los ascensores. Para evitar tener que presionar uno de los botones de las plantas, en Tailandia han optado por una solución muy original: pedales.

- Una alfombra desinfectante

Otro invento es una alfombra que reduce la cantidad de bacterias y virus que ingresan en los lugares. Los zapatos de las personas que acceden al local se desinfectan nada más pisar la alfombra que libera automáticamente un desinfectante cuando siente peso.

- Mascarillas que miden la temperatura

La tecnología está jugando un papel muy importante en el desarrollo de estos nuevos inventos. Ahora llegan a las mascarillas y en Alicante han creado un modelo capaz de detectar la temperatura corporal y avisar cuando esta super los 37,5 grados. Esto es posible gracias a un innovador tejido, que está patentado, y que cambia a color blanco cuando se aumenta la temperatura y además tiene una filtración bacteriana del 98%.

Inventor más ingeniosos para combatir al virus
Mascarillas termómetro©Colorprint Fashion

- ‘Narices electrónicas’

En indonesia, han dado un paso más allá de las pruebas PCR y los test de antígenos, y ahora someten a los pasajeros de las estaciones a un novedoso test: ‘Narices electrónicas’. Consiste en unos aparatos que funcionan como “narices electrónicas” y en la que la persona tiene que soplar en una bolsa de plástico que posteriormente es analizada por los detectores GeNose, una máquina que comprueba si el virus está presente en el organismo.

Estas “narices artificiales”, desarrolladas por la Universidad de Gadjah Mada de Yogyakarta, captan el virus a través de partículas en el aliento con una precisión de más del 90% gracias a la tecnología artificial empleada