1. home
  2. /Noticias

¿Es posible poner la primera dosis de una vacuna y la segunda de otra diferente?

La teoría dice que sí, pero esta posibilidad todavía no se ha llevado a la práctica

2 Minutos de lectura
Israel ya tiene los primeros resultados

Por ahora, las vacunas que se administran son todas igual porque no se han llevado a cabo combinaciones en los ensayos

© GettyImages

La campaña de vacunación en España está orquestada, de momento, en torno a dos inoculantes: el de Pfizer-BioNtech y el de la Universidad de Oxford (Moderna y AstraZeneca). A medida que pase el tiempo aumentará la oferta de dosis disponibles y también las posibilidades que ofrecen: ¿se pueden combinar para hacer frente al coronavirus? ¿Nos pueden poner la primera inyección de una y la segunda de otra?

Son preguntas que se están planteando los ciudadanos con cierto temor por si esa unión de diferentes vacunas resta efectivas o tiene contraindicaciones. Lo cierto es que, hoy en día, no va a ocurrir porque cada una tiene su forma de conservación, su temperatura, se reconstruyen de manera distinta… y, sobre todo, no hay pruebas que inviten a hacer esa mezcla.

El objetivo era diseñar y desarrollar vacunas seguras cuanto antes. Con este punto de partida, Pfizer-BioNtech, Moderna y AstraZeneca comenzaron una carrera en la que los ensayos clínicos que han llevado a cabo se han hecho, únicamente, con sus propios fármacos. A la hora de administrar los inoculantes, los voluntarios recibieron el mismo antídoto en la primera y en la segunda inyección.

Se está evaluando su eficacia real
Serán necesarios nuevos ensayos clínicos que definan cómo se podría llevar a cabo esa unión©GettyImages

Teoría y práctica

Aunque, por ahora, no haya pruebas: ¿se podrían combinar? La teoría dice que sí porque, sobre el papel, no hay nada que apunte a que esa unión sea perjudicial. La clave está en la práctica: será ella la encargada de demostrar si es aplicable o no cuando se lleven a cabo los ensayos clínicos necesarios. Con ellos, los expertos podrán estudiar todas las variables que influyen en este proceso como, por ejemplo, cuál es el orden adecuado, cuánto tiempo debe pasar entre una y otra…

No obstante, este escenario no se producirá hasta que haya un número suficiente de vacunas con las que se puedan llevar a cabo estas mezclas. Llegado ese momento, se realizarán los ensayos clínicos necesarios y una vez concluidos será el turno de las autoridades sanitarias cuyo papel pasará por dar luz verde a las combinaciones que puedan ser más eficaces. Hasta entonces la prioridad sigue siendo la disponibilidad.

AstraZeneca y Sputnik V

En toda norma siempre hay una excepción. Y en esta ocasión está protagonizada por AstraZeneca y Sputnik V, que han anunciado que probarán sus vacunas combinadas. La primera está hecha basándose en una versión debilitada de un adenovirus del resfriado de los chimpancés, pero lo han modificado con información genética del nuevo coronavirus para entrenar las defensas humanas. La segunda también usa adenovirus modificados, pero con un enfoque diferente: primero inoculan un tipo de este virus y cuando transcurren tres semanas después inyectan una dosis de refuerzo que incluye otro adenovirus humano diferente.