1. home
  2. /Noticias

El coronavirus siembra el temor en un edificio de viviendas en Bilbao: seis muertos y 33 contagiados en solo 20 días

Los investigadores apuntan al uso del ascensor y de las zonas comunes como punto del contagio

2 Minutos de lectura
coronavirus

Edificio del barrio de Santutxu de Bilbao que está siendo atacado por el coronavirus

© Google Maps

El miedo, la incertidumbre y la confusión se han instalado estos días en un edificio de viviendas de Bilbao en el que en apenas 19 días el coronavirus se ha cobrado la vida de seis de sus vecinos y al menos 33 de ellos han dado positivo. Fue el pasado 21 de enero cuando saltaron las primeras alarmas al conocerse el fallecimiento de una anciana de 85 años que habitaba en la novena planta. Dos días después la víctima de la pandemia era su hijo, de 50 años. Asustados por estas dos muertes, los residentes del edificio procedieron a la desinfección de las zonas comunes para evitar que el virus se propagara por la comunidad, sin embargo, esta medida no surtió el efecto deseado y días después fallecía otra vecina, a la que siguieron dos hermanos de 73 y 75 años de edad que vivían en el primero. Y justo ayer otro residente que vivía en la cuarta planta, convirtiendo así este edificio en una zona cero del COVID-19 y en todo un reto para los sanitarios e investigadores que buscan las causas que han podido producir este brote tan contagioso.

Una mujer con mascarilla en un ascensor
El ascensor del edificio podría haberse convertido en uno de los principales foco del contagio ©GettyImages

De momento, se barajan dos hipótesis, aunque la investigación no se ha dado por finalizada. La principal es que haya una persona supercontagiadora con una carga viral muy alta y que use con frecuencia el ascensor. La otra posibilidad que se plantean como explicación a esta rápida expansión es que el edificio tenga una muy mala ventilación.

“Al principio era respeto, y ahora empieza a ser miedo también”, ha confesado uno de los vecinos en declaraciones a informativos Telecinco. Y es que desde hace unos días sus vecinos apenas salen de casa y quienes lo hacen evitan hacer uso del ascensor e incluso cruzarse con el resto de vecinos.

Todas las ventanas del edificio permanecen abiertas, así como la puerta del portal, sin embargo, el temor y el desconcierto no ha desaparecido e incluso se ha hecho extensible a los bloque de viviendas colindantes que han extremado las precauciones llevando a cabo diferentes programas de desinfección.

El caso de Bilbao ha recordado a muchos expertos a lo sucedido en 2003 con el SARS-CoV-1 en Hong-Kong cuando en el complejo de torres residenciales ‘Amoy Gardens’ se produjo un contagio masivo que generó 365 casos. Nunca se dio con el origen del brote, aunque las hipótesis principales apuntaban a los ascensores, la diseminación del virus a través de aparatos de aire acondicionado o cisternas de los inodoros.