1. home
  2. /Noticias

Repartidor de periódicos, cocinero, vendedor de aspiradoras… Los inicios de los empresarios más ricos del mundo

Jeff Bezos, Warren Buffet o Richard Branson son algunos de los grandes magnates que han conseguido su fortuna a base de un gran esfuerzo

2 Minutos de lectura
Algunos de los hombres más ricos del mundo

Algunos de los empresarios más ricos del mundo como Jeff Bezos, Warren Buffet o Richard Branson tienen en común sus humildes inicios

© Getty Images

Muchos de los hombres más ricos del mundo hicieron su fortuna partiendo prácticamente de cero, sin una familia adinerada que les abriese camino en sus respectivos futuros profesionales. Es el caso de Jeff Bezos –fundador de Amazon-, de Richard Branson –CEO de Virgin-, de Warren Buffet –de la sociedad Berkshire Hathaway-… y de algunos otros que a continuación iremos detallando. Lo que tienen en común todos ellos es que nunca se rindieron y que siempre tuvieron claro su objetivo.

El mejor ejemplo sea, seguramente, el de Bezos, que con 16 años pasó un verano como cocinero en un establecimiento de McDonalds para ganar dinero y absorbió cada detalle de lo que allí vio. No fue solo un trabajo de un adolescente para ganarse un dinero extra, fue un valioso aprendizaje para la prometedora carrera empresarial que le esperaba. La maquinaria con la que la cadena de comida rápida preparaba y dispensaba sus alimentos fue inspiradora para el joven Jeff, que años más tarde organizaría un sistema de almacenaje y distribución de todo tipo de productos que sería clave para el éxito de Amazon.

Warren Buffett
Warren Buffet trabajó como repartidor de periódicos de adolescente ©GettyImages

Algo similar le ocurrió a Warren Buffett, uno de los mayores inversores del mundo, que de adolescente encontró trabajo como repartidor de periódicos, un empleo que despertó en él un interés especial por la prensa y que le llevaría, décadas después, a adquirir decenas de cabeceras locales estadounidenses con las que llegaría a formar todo un conglomerado empresarial.

La pasión por los medios de comunicación fue también clave en los inicios de Richard Branson, fundador y CEO de Virgin, que con solo 16 años fundó una revista estudiantil de temática cultural con la que obtuvo tanto éxito que logró vender espacios publicitarios en la misma por valor de hasta 8.000 dólares (unos 6.640 euros al cambio actual). Tan solo seis años más tarde abrió Virgin Records, que acabaría creciendo como la espuma en los 80. Todo un visionario que desde corta edad tuvo claro dónde y cómo emprender para obtener los ingresos más altos posibles.

Reed Hastings, CEO de Netflix
Reed Hastings ganó su primer sueldo vendiendo aspiradoras casa por casa ©GettyImages

Siguiendo por la senda de los medios, Michael Bloomberg, fundador del emporio mediático especializado en información económica que lleva su nombre, se esforzó mucho para llegar hasta donde ha llegado. Con el firme propósito de matricularse en la prestigiosa Universidad Johns Hopkins, trabajó como aparcacoches para poder costear sus estudios. Con eso no era suficiente, de modo que se vio obligado a pedir préstamos, pero sin duda fue un dinero muy bien invertido que sería la base de los más de 30.000 millones de dólares (unos 24.918 millones de euros) que llegaría a valer su fortuna personal.

Al fundador de Netflix, Reed Hastings, lo contrataron como vendedor a domicilio de aspiradoras cuando acabó la secundaria, un trabajo radicalmente opuesto con el cargo que ahora ostenta, pero con el que ya, de algún modo, se introdujo en las casas de decenas de ciudadanos anónimos. Ahora lo hace a gran escala a través de su plataforma de streaming, presente en millones de hogares de todo el mundo.