1. home
  2. /Noticias

Conmoción en Rumanía por la muerte de un bebé de seis semanas durante su bautizo

Entró en parada cardiorespiratoria al ser sumergido en el agua, como manda la tradición ortodoxa, por lo que miles de fieles piden un ritual similar al católico

2 Minutos de lectura
Iglesia Ortodoxa de Rumanía

El bautismo en la Iglesia Ortodoxa Rumana obliga a sumergir tres veces en el agua a bebés de 40 días de vida

© GettyImages

Unos padres bautizaban a su bebé de tan solo seis semanas en Sucaeva (Rumanía) por el rito ortodoxo, que establece que se debe sumergir al protagonista de la ceremonia tres veces en el agua bendita de la pila bautismal. Aunque el sacerdote debe tapar la nariz del niño para evitar que se ahogue, algo salió mal y el pequeño entró en parada cardiorespiratoria, por lo que tuvo que ser trasladado de emergencia al hospital más cercano, donde no pudieron hacer nada por su vida.

La tragedia, que tuvo lugar la semana pasada, ha originado una ardua polémica en el país, donde se ha iniciado una recogida de firmas para que se modifique este antiguo ritual. “Este riesgo debe ser apartado de la alegría de un bautismo”, se expone en el texto en el que se piden las firmas. Lo que solicitan es que el rito se parezca un poco más al del bautismo católico y que, en lugar de sumergir en el agua a niños tan pequeños, se les eche solo un poquito de esa agua bendita sobre la cabeza, que es lo que se hace en los bautizos de la Iglesia católica, los más habituales en España.

Se da la circunstancia, además, de que la tradición de esta rama del cristianismo establece que el bautizo se debe celebrar a los 40 días de vida del recién nacido, algo que puede ser especialmente peligroso para pequeños con ciertas patologías, como el niño fallecido, que era prematuro. En este sentido, el portavoz de la Iglesia Ortodoxa Rumana, Vasile Banescu, ha recordado que en casos en los que los menores tengan ciertos problemas de salud, se puede postergar la fecha de este sacramento y se ha mostrado favorable al cambio de ritual.

Catedral de Iasi
El suceso ha generado un intenso debate en el interior de la Iglesia Ortodoxa Rumana sobre la posible modificación del ritual ©GettyImages

En medio del debate generado por este triste suceso, las autoridades rumanas ya han abierto una investigación y han acusado al sacerdote que oficializó la ceremonia de homicidio. “No hay palabra ni obra para calmar el corazón de padres y familiares, pero estamos con ellos en este momento difícil y oramos para que los fortalezca, consuele y sane”, ha lamentado en la prensa local Paul Palencsar, sacerdote y teólogo ortodoxo también a favor de modificar este rito concreto de su bautismo, puesto que no es la primera vez que ocurre un drama similar al vivido por esta familia. En 2011, un niño completamente sano, sin ninguna patología previa, falleció del mismo modo, al ser sumergido en la pila bautismal, en la ciudad de Iasi, al nordeste de Rumanía.

El 85 por ciento de los habitantes del país se declaran ortodoxos y los bautizos son allí todo un acontecimiento familiar y social similar al de una boda y, como en estas, se pueden llegar a invitar a cientos de personas; de ahí la conmoción y el debate suscitado a nivel nacional.

tags: